Según publican algunos medios, a dos de cada tres conductores no les gustan los coches autónomos, a pesar de lo mucho que se habla de ellos en los medios de comunicación.

En general cuando se habla del coche eléctrico y del coche autónomo se hace hincapié en su aspecto positivo de cara a reducir la contaminación en nuestro planeta, y eso aunque es verdad, no es del todo cierto. Lo verdaderamente positivo sería que no usásemos coches. Punto.

Pero como eso no es posible, creo que para facilitar la venta de estos nuevos coches se debería resaltar las “ventajas” del coche eléctrico frente al de combustión. Un coche eléctrico tiene menos averías, su coste de consumo es mucho menor, es menos ruidoso, etc …

Siempre se habla de la limitación de su autonomía, cuando más de las tres cuartas partes de los coches en general circulan menos de 200 Km. al día. Eso quiere decir que un coche eléctrico nos sirve para la mayor parte de nuestras necesidades, y no debemos de olvidar que muchas familias tienen más de un coche a su disposición, con lo que se puede dedicar uno para los viajes largos, y el resto que sean eléctricos.

Creo que el coche eléctrico debería de tener mejores campañas de Marketing por parte de los fabricantes, y más ayudas económicas para favorecer su compra por parte de las Administraciones.

Y algo parecido sucede con el coche autónomo. La mayor parte de las noticias que se leen se refieren al grado de nivel de conducción conseguido, y no a las mejoras de seguridad que se están introduciendo al investigar con esos coches.

Creo que los fabricantes deberían de resaltar las nuevas posibilidades de seguridad que se introducen en los coches con los nuevos sensores, y las nuevas capacidades de los coches para realizar algunas actividades por si mismos, y con la posibilidad de avisar al conductor en el caso de fallo por su parte.

La tecnología introducida en los coches hace de “guardián” para proteger al conductor, y debe de ser él quien decida como desea ser “ayudado” por el vehículo, sin imposiciones a priori.

Adjunto un vídeo interesante de Toyota, sobre pruebas realizadas en un circuito. El coche avisa al conductor de problemas en la carretera o bien el vehículo toma decisiones para no tener un accidente.

Video: https://youtu.be/ajreRfot6co

Los que compren un coche con capacidades autónomas, deberían sentir que tienen un coche mejor y más seguro para viajar con su familia, y que en caso de necesidad el coche puede tomar alguna acción de manera autónoma para evitar un accidente.

Con mejores mensajes de Marketing se venden mejor las cosas.

Por Amador Palacios

Reflexiones de Amador Palacios sobre temas de Actualidad Social y Tecnológica; otras opiniones diferentes a la mía son bienvenidas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

es_ESES