La entrega de mercancías con drones es una tecnología emergente que tiene el potencial de revolucionar la logística. Los drones pueden entregar paquetes de forma rápida, eficiente y sostenible, lo que podría reducir el tráfico, la contaminación y las emisiones de carbono.

En los últimos años, la entrega de drones ha experimentado un crecimiento significativo en Estados Unidos. En 2023, se realizaron más de 100.000 entregas con drones en EE. UU., lo que representa un aumento del 50% con respecto al año anterior.

Este crecimiento se debe a una serie de factores, entre los que se incluyen:

  • La mejora de la tecnología de los drones, que los hace más seguros y fiables.
  • La mayor disponibilidad de zonas urbanas no densamente pobladas, donde los drones pueden operar de forma más segura.
  • El aumento de la demanda de entregas rápidas y eficientes.

En Europa, la entrega de drones también está creciendo, pero a un ritmo más lento. En 2023, se realizaron menos de 10.000 entregas con drones en Europa, lo que representa un aumento del 20% con respecto al año anterior.

La razón de esta diferencia de ritmo de crecimiento entre EE. UU. y Europa se debe a una serie de factores, entre los que se incluyen:

  • La regulación más estricta en Europa. Las autoridades europeas han establecido normas más estrictas para las operaciones de drones, lo que ha ralentizado su desarrollo.
  • La mayor densidad de población en Europa. Esto dificulta la operación de drones en zonas urbanas, donde hay más obstáculos y riesgos.
  • La menor aceptación por parte de los consumidores. Los consumidores europeos son más reacios a aceptar la entrega de drones que los consumidores estadounidenses.

Entiendo que las entregas mediante drones son más factibles en zonas poco pobladas donde la gente vive en casas unifamiliares, como sucede en muchas ciudades de USA, Australia, etc .., pero muy complejo en zonas con edificios, como sucede en muchos lugares de Europa. Y en mi opinión esa es la mayor diferencia.

Para poder llegar a ser rentables las entregas con drones una empresa necesita disponer de muchos clientes a los que llegar con el máximo de facilidad, como es el caso de Walmart en Dallas-FW.

He leído en las noticias que Walmart va a realizar entregas con drones en 1,8 millones de casas próximas a sus almacenes en Dallas-FW. Es un número grande de clientes que puede compensar el esfuerzo a realizar, y las entregas serán realizadas con drones de Wing y Zipline, que ya han conseguido la aprobación de la FAA para volar en esa zona.

No me opongo a las entregas con drones, pues es una nueva tecnología que puede ser muy útil en muchas circunstancias, pero también pienso que en otros muchos casos es innecesaria. He leído que unas entregas muy comunes con los drones son capsulas de café y otros muchos productos nada urgentes.

En general estoy en contra de los envíos urgentes, salvo que sean verdaderamente necesarios. Los drones son una estupenda tecnología, y aunque la tecnología lo permita, considero un despilfarro utilizarla para enviar cosas que no son urgentes. En mi opinión es una estupidez propia de un consumismo estúpido.

Pensemos un poco, y no llenemos nuestros cielos con envíos de galletas y tonterías por el estilo.

Por Amador Palacios

Reflexiones de Amador Palacios sobre temas de Actualidad Social y Tecnológica; otras opiniones diferentes a la mía son bienvenidas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

es_ESES_ES