Las emisiones de carbono de la supply chain, o cadena de suministro, representan una parte significativa de las emisiones totales de las empresas. De hecho, según el World Economic Forum, las emisiones de la supply chain representan entre el 70 y el 80% de las emisiones totales de las empresas.

Las emisiones de carbono de la supply chain se producen en todas las etapas de la cadena, desde la extracción de materias primas hasta la distribución de productos terminados. Las principales fuentes de emisiones de carbono en la supply chain son:

  • El transporte: El transporte es la principal fuente de emisiones de carbono en la supply chain. El transporte de materias primas, productos intermedios y productos terminados genera grandes cantidades de gases de efecto invernadero, como el dióxido de carbono (CO2).
  • La producción: La producción de bienes y servicios también genera emisiones de carbono. La combustión de combustibles fósiles para generar energía, el uso de materiales intensivos en carbono y los procesos de fabricación contaminantes son algunas de las fuentes de emisiones de carbono en la producción.
  • La gestión de residuos: La gestión de residuos también genera emisiones de carbono. La incineración de residuos, el compostaje y el almacenamiento de residuos generan gases de efecto invernadero.

Las emisiones de carbono de la supply chain tienen un impacto significativo en el medio ambiente. El cambio climático, la contaminación del aire y el agotamiento de los recursos naturales son algunos de los problemas ambientales causados por las emisiones de carbono de la supply chain.

Las empresas tienen un papel importante que desempeñar en la reducción de las emisiones de carbono de la supply chain. Las empresas pueden reducir sus emisiones de carbono de la supply chain adoptando las siguientes medidas:

  • Optimizar la logística: Las empresas pueden reducir las emisiones de carbono de la supply chain optimizando sus rutas de transporte y utilizando modos de transporte más eficientes.
  • Promover la producción sostenible: Las empresas pueden promover la producción sostenible mediante el uso de materiales reciclados y renovables, la reducción del desperdicio y la mejora de la eficiencia energética.
  • Mejorar la gestión de residuos: Las empresas pueden mejorar la gestión de residuos mediante la reducción, la reutilización y el reciclaje.

La reducción de las emisiones de carbono de la supply chain es un reto importante para las empresas. Sin embargo, las empresas que adopten medidas para reducir sus emisiones de carbono de la supply chain podrán mejorar su sostenibilidad y su competitividad.

Ya hay empresas trabajando de manera conjunta con su supply chain para reducir las emisiones.

Lego fue una de las primeras empresas en embarcarse en este reto cuando descubrió que el 98% de sus emisiones eran debidas a su supply chain.

Coca-Cola ha establecido un objetivo de reducir las emisiones de carbono de su supply chain en un 30% para 2025.

Apple ha establecido un objetivo de ser neutral en carbono para 2030. La empresa está trabajando para reducir las emisiones de carbono de sus productos, sus operaciones y su supply chain.

Y así otras muchas, pero no todas aún.

Cuando las empresas presentan sus datos de sostenibilidad deben de incluir toda la cadena de suministros para que esos datos sean completos y nos podamos fiar de ellos.

Hoy todavía se genera mucho “Green Washing“ con el tema de las sostenibilidad en las empresas, pues muchas de ellas no ofrecen los datos completos, y ocultan descaradamente los datos más importantes y peores.

Son las autoridades quienes deben de obligar a todas las empresas a presentar todos los datos por igual, incluidos los de su supply chain.

Y ya vamos tarde.

Por Amador Palacios

Reflexiones de Amador Palacios sobre temas de Actualidad Social y Tecnológica; otras opiniones diferentes a la mía son bienvenidas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

es_ESES