En casi todos los comentarios sobre tecnología aparece de fondo el tema de la Inteligencia Artificial ( IA ) y junto con ella los chips sobre los que se sustenta. Porque no podemos engañarnos pensando que la IA es fundamentalmente software, ya que ese software se ejecuta sobre un hardware, y ese hardware se sustenta en chips.

De ahí viene la feroz lucha que libran los USA y China por intentar dominar y controlar la fabricación de los chips. Sin chips potentes la IA no se puede desarrollar a la velocidad requerida.

Y esos chips se fabrican mayoritariamente en Taiwan, isla que es reclamada por China desde hace muchos años como una parte integral de su territorio, lo cual complica la situación en el largo plazo. Por eso los USA y Europa intentan desesperadamente tener alguna fabricación de chips en su territorio, al darse cuenta ( muy tarde ) de que la tecnología actual y futura pasa por ellos, y que el suministro no lo tienen en absoluto garantizado.

Intel fue la empresa dominadora en los chips cuando éstos se usaban sobre todo en ordenadores, pero eso cambió hace mucho para hacer que los chips sean ubicuos en aparatos pequeños y portátiles ( móviles, smart-phones, etc … ), y algunos son chips especializados en realizar cálculos de manera muy eficiente conocidos como GPU’s ( Graphic Processor Unit ).

Des estas nuevas empresas predomina Nvidia que fabrica chips y tarjetas GPU que son usadas en ordenadores y aparatos de todo tipo para realizar cálculos complejos y con enrome rapidez. Justo lo que necesita la IA para desarrollarse y crecer. No es de extrañar que el valor en el mercado der Nvidia sea superior a los 500 billones de dólares, y sigue creciendo.

Este entusiasmo con la IA ha sido acrecentado entre el público con el programa de ChatGPT que va a tener otros muchos seguidores, y que al decir de los expertos se irá ampliando a otras áreas.

En la actualidad nadie se plantea donde se va a usar la IA, sino justo lo contrario, donde no se va a usar la IA. He visto que algunos comparan la revolución de la IA con la que tuvimos hace años con las APP’s, que nos han cambiado la manera de como hoy usamos la tecnología.

No sé como será, pero esta última apreciación me parece bastante ajustada, pues para los no expertos en la materia, la IA debería de ser algo fácil e intuitivo de utilizar.

En lo que sí están todos de acuerdo es que la IA está aquí para cambiarnos la manera de trabajar y de vivir. Y esto no es bueno ni malo, es así. Todos nos tendremos que adaptar a ello, y los que más tarde se adapten, peor para ellos.

Por Amador Palacios

Reflexiones de Amador Palacios sobre temas de Actualidad Social y Tecnológica; otras opiniones diferentes a la mía son bienvenidas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

es_ESES_ES