Muchos conocemos las colas que se formaban en las puertas de entrada en muchos aeropuertos de ciertos países, y parece que eso va a ser cosa del pasado en muy poco tiempo con la utilización de la tecnología de reconocimiento facial.

Ya está implantado en muchos aeropuertos del mundo y va a ser la herramienta que van a usar en todos los USA para el acceso de los pasajeros que lleguen allí.

Tiene la ventaja de su rapidez y flexibilidad, y el inconveniente de los posibles problemas de privacidad que puede crear.

Hoy tenemos implementado el reconocimiento facial en nuestros móviles y mucha gente lo utiliza en las aplicaciones de su día a día. Para pagar una factura, o para realizar cualquier otra transacción.

La ventaja de privacidad de ese sistema es que la información de nuestra imagen está en nuestro móvil y no se comparte con nadie. Cuando nuestra imagen está disponible por una organización gubernamental, ya la tienen para siempre, y no sabemos para que la pueden usar en el futuro.

El sistema que van a implantar en USA me gusta, es sencillo de usar, práctico, rápido y funciona bien en el 99% de los casos, por lo que es lógico que se imponga en todo el mundo. No podemos dejar de usar los avances tecnológicos, y a la vez hemos de evitar el mal uso de los mismos.

 Desde ahora cuando se entra en los USA, al llegar a la zona de aduanas una cámara toma una foto de nuestra imagen y la compara con las que tiene almacenadas de todos los vuelos que llegan. Y en un instante sabe quienes somos sin necesidad de que mostremos el pasaporte.

En el caso de los ciudadanos norteamericanos, estas fotos se borran a las 12 horas de la entrada en su país, pero para los extranjeros esa información permanece para siempre a disposición de las autoridades. Y así con el tiempo irán teniendo un mayor control de todos los extranjeros que circulan por el país.

La tecnología de reconocimiento facial está ya muy desarrollada y es muy fiable. El COVID-19 le dio un impulso importante porque funciona sin un necesario contacto físico, y cada día la veremos utilizada en más aplicaciones tanto públicas como privadas.

Y está muy claro que nos va a acompañar durante mucho tiempo.

Por Amador Palacios

Reflexiones de Amador Palacios sobre temas de Actualidad Social y Tecnológica; otras opiniones diferentes a la mía son bienvenidas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

es_ESES_ES