La desgraciada guerra de Ucrania ha hecho que muchos países ( en especial los europeos ) se vuelquen en buscar alternativas al gas y el petróleo que venía de Rusia, y eso ha hecho que se amplíe de manera importante el consumo de carbón y otros combustibles fósiles para generar energía.

Según el Secretario General de la ONU ( Antonio Guterres ) eso es una “locura” en la que no hay que caer, porque pone todavía más en riesgo los objetivos climáticos ya de por sí difíciles de conseguir.

Cuando los dirigentes se ponen nerviosos pueden tomar decisiones precipitadas y poco razonadas, como sería la de apostar por continuar extrayendo carbón de las minas como alternativa a los suministros rusos de combustibles.

Por difícil y duro que parezca, la decisión más inteligente debería ser potenciar las energías alternativas no contaminantes, e incrementar los esfuerzos en esa dirección. Aunque también entiendo que la energía no se puede interrumpir de un día para otro.

Con todo lo penosa que es cualquier guerra, a muchos se les han abierto los ojos para no depender tanto de un único suministrador ( Rusia ) como es el caso de algunos países europeos encabezados por Alemania.

Y lo que no se debería de hacer es pasar de depender de uno ( Rusia ), para acabar dependiendo de otro ( USA, Arabia Saudita, o quien sea ). La única alternativa inteligente es minimizar riesgos variando el suministro, consumiendo menos, e impulsando a la vez las energías no contaminantes con suministradores europeos. Tenemos la tecnología y los medios para hacerlo.

La pregunta que me surge es: ¿ hará alguien caso al Sr. Guterres ?

Por Amador Palacios

Reflexiones de Amador Palacios sobre temas de Actualidad Social y Tecnológica; otras opiniones diferentes a la mía son bienvenidas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

es_ESES_ES