En una decisión histórica, la Corte Europea de Derechos Humanos (CEDH) dictaminó por primera vez que un país violó los derechos humanos al no proteger a su población de los efectos del cambio climático.

Una asociación suiza que representa a más de 2.000 mujeres mayores (un tercio de ellas mayores de 75 años) presentó una queja ante la CEDH alegando que el gobierno las había expuesto a un mayor riesgo durante las olas de calor

La demanda se centró en la vulnerabilidad particular de las mujeres mayores ante los eventos climáticos extremos. Las olas de calor, cada vez más frecuentes e intensas debido al cambio climático, representan un serio peligro para la salud de este grupo demográfico. Las mujeres mayores son más propensas a sufrir problemas cardíacos y respiratorios, condiciones que se exacerban con el calor extremo.

La CEDH falló a favor de las demandantes, reconociendo por primera vez que el Convenio abarca el “derecho a la protección efectiva por parte de las autoridades estatales de los efectos nocivos del cambio climático en la vida, la salud y el bienestar”.

Este fallo tiene implicaciones de gran alcance para los gobiernos de toda Europa y, potencialmente, del mundo. Establece un precedente legal que podría utilizarse para responsabilizar a los gobiernos de la inacción climática y su impacto en los derechos humanos.

Si bien la sentencia se aplica específicamente a Suiza, abre la puerta a demandas similares en otros países europeos y posiblemente más allá. Grupos vulnerables en todo el mundo podrían utilizar este precedente para exigir a sus gobiernos que tomen medidas más contundentes para abordar el cambio climático

La CEDH no dictó medidas correctivas específicas a Suiza, pero exige que el país tome las medidas necesarias para abordar las preocupaciones planteadas por las demandantes. Esto podría incluir una mayor inversión en energías renovables, la implementación de planes de acción para mitigar el calor extremo y la mejora de los sistemas de alerta temprana.

Al reconocer el derecho a la protección contra los efectos del cambio climático, la CEDH ha proporcionado una herramienta legal poderosa para responsabilizar a los gobiernos y garantizar la protección de los derechos humanos en un planeta cambiante.

Creo que es una muy buena noticia, que puede servir para sensibilizar a la gente sobre el PROBLEMA que tenemos encima, y para que los ciudadanos se movilicen y exijan a sus Gobiernos que tomen medidas correctoras y urgentes al respecto.

En parte, de nosotros depende que eso suceda.

Por Amador Palacios

Reflexiones de Amador Palacios sobre temas de Actualidad Social y Tecnológica; otras opiniones diferentes a la mía son bienvenidas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

es_ESES