El 8 de diciembre de 2023, la Unión Europea (UE) alcanzó un acuerdo político sobre la primera ley mundial sobre la inteligencia artificial (IA). La ley, conocida como Ley de IA, establece un marco para el desarrollo y uso de la IA en la UE.

La ley tiene como objetivo garantizar que la IA se desarrolle y utilice de manera segura, ética y responsable. Prohíbe el uso de la IA para fines específicos, como el reconocimiento facial en espacios públicos sin el consentimiento de los individuos, y establece requisitos de transparencia y responsabilidad  para los sistemas de IA.

La ley se divide en dos partes:

  • La primera parte establece los principios generales que deben regir el desarrollo y uso de la IA en la UE. Estos principios incluyen la seguridad, la equidad, la transparencia y la rendición de cuentas.
  • La segunda parte establece requisitos específicos para los sistemas de IA que se consideran de alto riesgo. Estos sistemas incluyen sistemas que se utilizan para la toma de decisiones automatizadas que afectan a los individuos, como la contratación o la concesión de préstamos.

Los sistemas de IA de alto riesgo deben cumplir con los siguientes requisitos:

  • Deben ser diseñados y desarrollados de manera segura y ética.
  • Deben estar sujetos a una evaluación de impacto de la IA (IAI) antes de su despliegue.
  • Deben ser transparentes en su funcionamiento y deben permitir que los individuos entiendan cómo se toman las decisiones que les afectan.
  • Deben ser fiables y también deben poder explicar sus decisiones.

La ley también establece un organismo de supervisión de la IA, la Agencia Europea de IA (AIA). La AIA será responsable de supervisar el cumplimiento de la ley y de emitir directrices sobre su aplicación.

La ley es un hito importante en la regulación de la IA. Es la primera ley mundial que establece un marco para el desarrollo y uso de la IA de manera segura, ética y responsable.

La Ley de IA tendrá un impacto significativo en el desarrollo y uso de la IA en la UE. Esta ley ayudará a garantizar que la IA se desarrolle y utilice de manera segura, ética y responsable, y por tanto ayudará a proteger a los individuos de los posibles riesgos de la IA, como la discriminación y el sesgo.

La ley también ayudará a promover la innovación en la IA, a pesar de lo que digan algunas empresas, pues al establecer un marco claro para el desarrollo y uso de la IA, las empresas podrán invertir de manera segura y responsable en esta tecnología.

La Ley de IA ha sido recibida con reacciones positivas por parte de los defensores de la regulación de la IA. Los defensores de la regulación argumentan que la ley es necesaria para proteger a los individuos de los posibles riesgos de la IA.

Sin embargo, la ley también ha sido criticada por algunos sectores. Algunos críticos argumentan que la ley es demasiado restrictiva y que podría inhibir la innovación en la IA. Esta es siempre la posición de las grandes empresas, que no desean que nadie ponga ningún tipo de límite a sus operaciones.

En general, creo que la Ley de IA es un paso importante en la regulación de la IA, y esperemos que ayude a garantizar que la IA se desarrolle y utilice de manera segura, ética y responsable.

Y por supuesto pienso que todos los países deberían de tomar medidas similares cuanto antes.

Por Amador Palacios

Reflexiones de Amador Palacios sobre temas de Actualidad Social y Tecnológica; otras opiniones diferentes a la mía son bienvenidas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

es_ESES