La seguridad es un concepto muy amplio, y también muy delicado cuando se tiene en cuanta la privacidad de las personas. Pero como la IA se va introduciendo por todos los rincones, también lo hace en muchos ámbitos de la seguridad.

La inteligencia artificial (IA) tiene el potencial de revolucionar la seguridad de muchas maneras. Puede ayudar a proteger a las personas, las propiedades y los datos de una amplia gama de amenazas, desde el crimen hasta los desastres naturales.

La IA puede ayudar a las personas que reciben llamadas de emergencia de varias maneras. Por ejemplo, puede utilizarse para:

  • Automatizar las tareas de rutina, como la verificación de la identidad del llamante y el registro de la información de la llamada. Esto liberará a los operadores para que se concentren en las tareas más complejas, como determinar la naturaleza de la emergencia y proporcionar asistencia.
  • Identificar patrones y tendencias en las llamadas de emergencia. Esto puede ayudar a los operadores a identificar posibles amenazas y a tomar medidas preventivas.
  • Puede determinar el nivel de urgencia de la situación, priorizando la actuación de la posible acción policial, y así poder reaccionar de manera más rápida.
  • Generar resúmenes de las llamadas de emergencia para los agentes de respuesta. Esto puede ayudar a los agentes a comprender rápidamente la situación y a tomar las medidas necesarias.

Existen en el mercado diferentes sistemas que ya realizan esta labor, y los que lo utilizan estiman que les ahorra del orden de un 30% de su tiempo. Y eso en momentos de crisis y urgencia es mucho tiempo, que puede ser decisivo para llegar a tiempo a ayudar a una persona.

La IA también se está utilizando para prevenir la criminalidad antes de que se produzca. Por ejemplo, puede utilizarse para:

  • Analizar grandes cantidades de datos, como registros de delincuencia, historial de arrestos y datos de redes sociales. Esto puede ayudar a identificar patrones de comportamiento que pueden indicar una actividad criminal.
  • Utilizar el análisis predictivo para identificar personas que están en riesgo de cometer delitos. Esto puede ayudar a los agentes de la ley a intervenir antes de que se produzca el delito.
  • Desarrollar sistemas de reconocimiento facial para identificar a los delincuentes.

Pero este es un tema muy delicado del que no se habla demasiado, porque los sistemas de IA están basados en el análisis de muchos datos, y como los datos históricos están sesgados, la información que genera también está sesgada. Pero a pesar de eso, se utiliza en muchas ciudades.

La identificación de personas por su imagen ( reconocimiento facial ) está a la orden del día, y hasta lo podemos ver en multitud de películas y teleseries, a pesar de que se sabe que sus resultados pueden tener errores en especial en personas de raza negra.

Pero sus aciertos son mayores que sus errores, y como cada día mejoran los algoritmos y la calidad de las cámaras, su uso está más que extendido. Algunas ciudades como San Francisco lo tienen prohibido, pero en la mayoría se utiliza.

La IA también se puede utilizar para mejorar la seguridad de otras actividades, como:

  • Proteger las infraestructuras críticas, como las redes eléctricas y las centrales nucleares.
  • Mejorar la seguridad de los sistemas informáticos, protegiéndolos de ataques cibernéticos.
  • Desarrollar nuevos sistemas de armas y defensa.
  • Etc ….

La IA tiene el potencial de mejorar la seguridad de forma significativa, pero también plantea algunos retos, como:

  • La privacidad. La IA requiere la recopilación y el análisis de grandes cantidades de datos personales, lo que plantea preocupaciones sobre la privacidad.
  • La equidad. La IA puede ser sesgada, lo que puede llevar a que algunas personas sean discriminadas.
  • La responsabilidad. Es muy difícil determinar quién es responsable de las acciones de un sistema de IA.

La IA tiene el potencial de transformar la seguridad de muchas maneras. Sin embargo, es importante abordar los retos de la IA para garantizar que se utilice de forma segura y responsable.

La seguridad no está por encima de la privacidad de los ciudadanos.

Por Amador Palacios

Reflexiones de Amador Palacios sobre temas de Actualidad Social y Tecnológica; otras opiniones diferentes a la mía son bienvenidas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

es_ESES