Poca gente se ha percibido del acuerdo firmado entre Waymo y Geely y creo que es bastante interesante. Waymo es la empresa con más experiencia en la conducción autónoma de coches y Geely es un grupo chino de automoción que hace años compró Volvo, y fabrica coches con diferentes marcas.

El acuerdo firmado es para usar la tecnología de Waymo en un nuevo modelo de coche fabricado por Geely para dedicarlo a servicios de taxis autónomos, y Waymo dice que lo usará en los servicios que ya ofrece en diferentes ciudades del mundo, en espacial en USA.

El coche será diseñado en Suecia por una de las antiguas empresas de Volvo, y tendrá forma de un minivan con las dos puertas laterales correderas para facilitar la entrada y salida, y no tendrá un volante de dirección sino solo una pantalla informativa.

En la parte inferior se pueden ver dos fotos que ha mostrado Waymo.

Por supuesto que son fotos orientativas pues el coche debe de todavía ser diseñado y puesto en producción.

Mi reflexión de este caso, es que la estrategia es muy razonablemente beneficiosa para ambas empresas, pues Waymo es muy experta en conducción autónoma pero no en fabricar coches; y en cambio Geely es una empresa pequeña en el mundo de la automoción y le interesa crecer lo más rápido posible, y con este acuerdo puede ofrecer coches eléctricos con una nueva tecnología diferenciadora al mercado.

Las grandes empresas de la automoción ( GM, Toyota, etc … ) intentan conseguir sus propios sistemas de conducción autónoma para sus coches sin contar con nadie para ser totalmente independientes, y eso fuerza a Waymo a buscar otras alternativas para su futuro.

Y este acuerdo es una buena alternativa y creo que indica por donde van a ir los esfuerzos de Waymo en el futuro.

Por un lado Waymo puede ofrecer su “sistema” de conducción autónoma a empresas de tamaño pequeño y mediano, y por otro lado seguir desarrollando el negocio de los taxis autónomos por diversas ciudades del mundo.

El negocio de los taxis autónomos requiere unas grandes inversiones en material ( compra de los coches, más el servicio de gestión y mantenimiento ), pero hay mucho dinero por el mundo deseando de invertir en negocios que ofrezcan una buena rentabilidad.

Como he escrito en más de una ocasión, en el mundo de la automoción está sucediendo una revolución silenciosa con los coches eléctricos y la conducción autónoma, y pasarán unos cuantos años hasta que veamos como se despaja el panorama y quienes permanecen en el mercado.

Por Amador Palacios

Reflexiones de Amador Palacios sobre temas de Actualidad Social y Tecnológica; otras opiniones diferentes a la mía son bienvenidas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

es_ESES