Amazon es una de las empresas que más ha apostado por la automatización en sus instalaciones. La compañía ha invertido miles de millones de dólares en robots y sistemas de inteligencia artificial para mejorar la eficiencia y la productividad de sus centros de distribución.

En los últimos años, Amazon ha desarrollado una serie de robots para realizar tareas específicas en sus instalaciones. Por ejemplo, los robots Kiva se utilizan para recoger y transportar productos, los robots PickOne se utilizan para seleccionar productos de los estantes y los robots StowOne se utilizan para colocar productos en los estantes.

Estos robots han permitido a Amazon aumentar la velocidad y la precisión de sus operaciones. La compañía afirma que los robots le permiten procesar hasta el doble de pedidos que si utilizara trabajadores humanos.

Además de los robots, Amazon también está utilizando sistemas de inteligencia artificial para mejorar la eficiencia de sus instalaciones. Por ejemplo, la compañía utiliza sistemas de visión artificial para detectar productos defectuosos y sistemas de aprendizaje automático para optimizar las rutas de los trabajadores.

La inversión de Amazon en la automatización está teniendo un impacto significativo en la industria del comercio electrónico. La compañía está presionando a sus competidores para que también inviertan en automatización, lo que podría conducir a una mayor eficiencia y productividad en el sector.

En los últimos años, Amazon ha empezado a desarrollar robots con apariencia humana. Estos robots, conocidos como “avatares”, están diseñados para realizar tareas que requieren interacción con los clientes, como la entrega de paquetes o la atención al cliente.

Los avatares de Amazon están equipados con una serie de sensores y cámaras que les permiten interactuar con el mundo real. Pueden ver, escuchar y tocar objetos, y pueden comunicarse con los clientes a través de voz o texto.

Los avatares de Amazon aún están en desarrollo, pero la compañía tiene la intención de utilizarlos en sus instalaciones en los próximos años. La compañía cree que los avatares pueden ayudar a mejorar la experiencia del cliente y a reducir los costes laborales.

Hay quienes afirman que los robots con apariencia humana son más aceptados por las personas. Tienen la ventaja de que las dos “patas” les permiten acceder a otros muchos lugares con cierta facilidad, pero el inconveniente de su mayor complejidad para mantener el equilibrio. No son nada baratos, y en el mundo de la industria el precio es un factor muy relevante, pero si se fabricasen en grandes cantidades el precio disminuiría de manera importante.

Se puede ver un vídeo en:  https://youtu.be/fU0nbJC4ujk

Los robots con apariencia humana aún están en desarrollo, pero tienen el potencial de convertirse en una tecnología estándar en la industria del comercio electrónico. Las empresas que adopten esta tecnología pronto podrían tener una ventaja competitiva sobre sus competidores.

El “problema” como siempre está en los trabajadores, que cada vez van a tener más “compañeros” de trabajo con forma física similares a ellos, pero que no cobran salario y pueden trabajar las 24 h. del día, salvo los tiempos de recarga de batería.

Pero la Tecnología va por ese camino, y cuanto antes nos adaptemos mejor.

Por Amador Palacios

Reflexiones de Amador Palacios sobre temas de Actualidad Social y Tecnológica; otras opiniones diferentes a la mía son bienvenidas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

es_ESES