Hasta ahora siempre se había pensado que las huellas de los dedos de una mano eran la misma, y diferentes con respecto a cualquier otra persona. La huella digital es una de las herramientas fundamentales para discriminar entre una persona inocente o culpable de cometer un delito.

Esta teoría forma parte de la ciencia forense, y lo vemos en multitud de películas. Lo que sucede es que hace poco un equipo de científicos con ayuda de la IA han determinado que las huellas digitales de diferentes dedos de una mano, son ligeramente diferentes. Y no exactamente iguales como se pensaba hasta ahora.

Las posibles consecuencias de que un sistema de IA descubra que las huellas dactilares de una `persona muestran ciertas diferencias son diversas y complejas.

La identificación de personas a través de sus huellas digitales ha sido una herramienta crucial en la aplicación de la ley y la seguridad durante más de un siglo. La creencia común ha sido que estas impresiones eran únicas y permanentes, lo que las convertía en un método fiable para la identificación biométrica. Sin embrago, la llegada de la IA ha revelado que las huellas dactilares no solo son un sello distintivo, sino también una ventana a la diversidad intrínseca de cada individuo.

El sistema de IA en cuestión emplea algoritmos avanzados de aprendizaje profundo para analizar y comparar miles de huellas dactilares con una precisión sin precedentes. Este enfoque ha permitido identificar patrones y características que anteriormente no se habían considerado relevantes o significativas en la identificación biométrica tradicional.

Entiendo que esto es una “mejora” que hay que tomarlo como lo que es: una manera de tener más y mejor información sobre una persona.

Pero la contrapartida es lo que pueda pasar con las decisiones judiciales que se tomaron en base a la información de las huellas dactilares de los que fueron acusados y que llegaron a ser condenados. Estoy seguro que en muy poco tiempo aparecerán muchas solicitudes de abogados pidiendo la revisión del juicio de sus defendidos.

Creo que puede surgir un jugoso nicho de negocio para muchos abogados con las posibles revisiones de juicios, y si se tiene en cuenta los miles de juicios llevados a cabo durante decenas de años, ese nicho de negocio puede ser más que jugoso.

Pasará bastante tiempo antes de que la situación se regularice, y mientras tanto habrá presiones por todos los lados y hará que cada cual intente arrimar el ascua a su sardina.

Lo que parece muy claro, es que parece que estamos en el umbral de una nueva era en la ciencia de la identificación biométrica.

La Tecnología queridos amigos no hace más que cambiarnos nuestras condiciones de contorno. Cosas de la vida.

Por Amador Palacios

Reflexiones de Amador Palacios sobre temas de Actualidad Social y Tecnológica; otras opiniones diferentes a la mía son bienvenidas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

es_ESES