Después de casi 20 años en que algunas de las nuevas empresas ofrecen todo tipo de servicios a precios muy bajos, que es lo que se denomina la “gig economy”, por fin la Comisión Europea dice que se va a ocupar de emitir normas para que las personas que trabajan para esas empresas tengan los mismos derechos que otros trabajadores.

Como decía antes, anuncian la medida con casi 20 años de retraso, pero más vale tarde que nunca.

Estas empresas de la “gig economy” ( Uber, Deliveroo, etc … ) contratan a personas para realizar sus servicios, y les hacen figurar como trabajadores autónomos. De ese modo las empresas se evitan el pagar los costos de seguridad social, vacaciones, enfermedad, etc …  y también de ese modo disminuyen sus costos internos y pueden ofrecer tarifas muy bajas a sus clientes.

De esa manera los servicios que ofrecen son muy pero que muy baratos, pero es a base de aprovecharse de unos trabajadores temporales sin ningún derecho y con unos ingresos muy bajos por el trabajo que realizan. En cierto modo creo que hemos vuelto a la época de la esclavitud, pero en pleno siglo XXI.

Estas nuevas empresas usan APP’s para ofrecer sus servicios y para contratar a las personas que trabajan para ellos, y utilizan las zonas grises de la legislación laboral de los países para aprovecharse de la situación y tener beneficios ofreciendo unas tarifas muy bajas.

Y todo el secreto de estas nuevas empresas de la “gig economy” está en conseguir “ahorrar” en los costos que les suponen las personas que trabajan para ellos.

La UE estima que hay más de 5,5 millones de personas que trabajan en esta situación, y que con el desarrollo de estos negocios serán varios millones más dentro de 10 años.

En España se hizo  hace meses una ley similar llamada “Ley Rider” y alguna empresa como Deliveroo decidieron cesar su actividad, pero creo que es en Europa donde se deben de publicar estas leyes para que en todos los países europeos se sigan las mismas pautas de comportamiento, y las empresas no puedan jugar con cambiarse de un país a otro.

Si queremos tener una Sociedad justa y equilibrada ( y yo sinceramente lo quiero), debemos de luchar contra la explotación de los trabajadores, y no consentir que las nuevas tecnologías generen hoy “esclavos” sin derechos laborales, para que unos pocos se hagan más ricos cada día.

Como muchas veces digo, la Tecnología no tiene la culpa de lo que nos pasa, sino que somos las personas las que usamos esa tecnología para hacer mal uso de ella y aprovecharnos de los más débiles.

Uno de los problemas es que nuestros gobernantes son muy lentos para reaccionar, y para cuando lo hacen pueden haber pasado decenas de años, como en ese caso. Y ejemplos tenemos unos cuantos.

Solo nos queda esperar que la norma europea se conozca rápidamente y se acaben los abusos de unos pocos. Y los Clientes nos tenemos que acostumbrar a que “los servicios” que nos ofrecen tienen un costo que hemos de pagar.

Por Amador Palacios

Reflexiones de Amador Palacios sobre temas de Actualidad Social y Tecnológica; otras opiniones diferentes a la mía son bienvenidas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

es_ESES