Hay cientos de propuestas de drones de envíos por tierra , mar y aire, y solo unas pocas de ellas están realizando entregas reales. En general lo hacen en zonas físicas no muy grandes y realizan las entregas a modo de pruebas y para recoger experiencias.

La propuesta que hoy comento es “diferente”, y no realiza entregas individuales sino agrupadas.  El Chaparral es un dron aéreo del tipo eVTOL que puede transportar más de 200 Kg. de peso a casi de 500 Km. de distancia.

Para realizar su función dispone de una base en la que se colocan los envíos a realizar, es como una barcaza ( un pod ) donde se colocan los ítems a trasladar, y dicha barcaza se engancha y desengancha del dron de manera autónoma, sin necesidad de personal auxiliar.

Esa es su principal característica. Llevar mucho peso a largas distancias y poder operar de manera autónoma, algo que no hace casi ninguno. Por eso se han interesado en él organizaciones que operan en terrenos y espacios difíciles de gestionar, y han realizado un pedido inicial de 100 unidades.

En el siguiente vídeo se puede ver como funciona: https://youtu.be/_V3oD7u5V6w

Tengo muy claro que los drones están aquí para quedarse y cada vez vamos a ver más aplicaciones, dependiendo solo de la necesidad y la creatividad de las personas.

Prácticamente todos los problemas tienen algún tipo de solución. El tema es dar con la solución que sea más sencilla y más práctica de ser llevada a cabo. Y los drones pueden resolver muchos de estos problemas.

Por Amador Palacios

Reflexiones de Amador Palacios sobre temas de Actualidad Social y Tecnológica; otras opiniones diferentes a la mía son bienvenidas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

es_ESES