Tengo que reconocer que el asunto del Metaverso me gusta, aunque no lo vea nada claro. Entiendo el enorme cambio que puede suponer para mucha gente, aunque yo no me vea inmerso en él.

Y no me veo inmerso porque a mí me gusta tratar con personas reales, y no me seduce la idea de tratar con “avatares” de nadie. Me siento bastante ridículo siendo representado por un muñeco de mí mismo, y tratando con otros muñecos de otras personas.

Al final vemos a muñecos que representan personas, pero no vemos a esas personas tal y como son en la realidad. Y eso no me gusta nada.

Por lo demás, el Metaverso aparece muy interesante para las empresas privadas, son ellas ( Meta, Microsoft, y otras ) las que lo promueven con el objetivo de recopilar datos de todos los usuarios, hacer publicidad, vender productos virtuales, etc …  y en definitiva ampliar sus negocios.

Para algunos “expertos” el Metaverso puede ser la gran Plataforma Informática y de Redes del futuro. Algo un nivel superior a la Internet actual, y que englobe “todo” lo que pueda necesitar nuestra sociedad.

Es una apuesta muy ambiciosa, que de momento es una idea bastante intangible y con muchos matices.

Y lo bueno del Metaverso para las empresas, y malo para los usuarios, es que ese futuro lo tendrán las empresas absolutamente en sus manos. Si consiguen que nuestra vida se realice en su “entorno” ellas tendrán todo el control sobre nuestra vida.  Creo que ni en sus los momentos más pesimistas pudo imaginar George Orwell la existencia de un Gran hermano tan poderoso y controlador.

Las empresas que ofrecen entretenimiento como Disney, Warner, etc … ya están pensando como trasladan sus parques temáticos del mundo físico a otro virtual en el futuro. Si consiguiesen algo parecido a lo que ahora tienen, sus posibles clientes se podrían multiplicar de manera exponencial, y lo mismo sucedería con sus beneficios

Y otro tanto podría suceder con otros muchos negocios. Pero de momento esto es una teoría, que puede llegar a algo, o a nada. Y los amigos de Meta se están jugando casi todo a ella.

Pero yo sigo sin ver ese futuro. A lo mejor es que yo soy raro, o quizás un poco corto de vista.

Por Amador Palacios

Reflexiones de Amador Palacios sobre temas de Actualidad Social y Tecnológica; otras opiniones diferentes a la mía son bienvenidas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

es_ESES