Las redes de corriente continua de alto voltaje (HVDC) son una tecnología clave para la transición a una energía limpia y sostenible. Estas redes permiten transportar electricidad a largas distancias con pérdidas mínimas, lo que las hace ideales para conectar fuentes de energía renovable, como la energía eólica y solar, a las redes eléctricas existentes

En Europa, las redes HVDC están ganando terreno rápidamente. En 2022, había más de 10.000 kilómetros de redes HVDC en operación en Europa, y se espera que esta cifra aumente a más de 20.000 kilómetros para 2030.

Las redes HVDC ofrecen una serie de ventajas sobre las redes de corriente alterna (AC):

  • Pérdidas más bajas: Estas redes pueden transportar electricidad a largas distancias con pérdidas mínimas, lo que las hace ideales para conectar fuentes de energía renovable, como la energía eólica y solar, a las redes eléctricas existentes. Es mucho más sencillo transportar la energía eléctrica desde una plataforma en el mar, mediante un cable bajo el agua.
  • Mayor capacidad: Las redes HVDC pueden transportar más electricidad que las redes AC, lo que las hace ideales para conectar grandes plantas de energía renovable a las redes eléctricas.
  • Mayor fiabilidad: Estas redes son más fiables que las redes AC, lo que las hace ideales para transportar electricidad a través de zonas remotas o que son propensas a desastres naturales

  

Como se puede ver en la foto, con estas redes se pueden interconectar países o ciudades distantes de manera más simple y eficiente.

Y un esquema sencillo sería:

   

Las redes HVDC se utilizan para una amplia gama de aplicaciones en Europa, entre las que se incluyen:

  • Conexión de fuentes de energía renovable: estas redes se utilizan para conectar parques eólicos y solares a las redes eléctricas existentes. Esto ayuda a integrar las fuentes de energía renovable en la red y a reducir la dependencia de los combustibles fósiles.
  • Interconexión de redes eléctricas: También se utilizan para conectar redes eléctricas de diferentes países. Esto ayuda a mejorar la seguridad del suministro eléctrico y a reducir los precios de la electricidad.
  • Suministro de energía a zonas remotas: Las redes HVDC se utilizan para suministrar energía a zonas remotas que no tienen acceso a la electricidad.

Se espera que las redes HVDC sigan extendiéndose en Europa en los próximos años. Esto se debe a una serie de factores, entre los que se incluyen:

  • La creciente adopción de fuentes de energía renovable: Las fuentes de energía renovable, como la energía eólica y solar, son cada vez más importantes en el mix energético europeo. Las redes HVDC son necesarias para conectar estas fuentes de energía a las redes eléctricas existentes.
  • La necesidad de mejorar la seguridad del suministro eléctrico: estas redes son más fiables que las redes AC, lo que las hace ideales para transportar electricidad a través de zonas remotas o que son propensas a desastres naturales.
  • La reducción de los costes: Los costes de estas redes están disminuyendo, lo que las hace más asequibles para los operadores de redes eléctricas.

Como conclusión podemos decir que las redes HVDC son una tecnología clave para la transición a una energía limpia y sostenible. Estas redes están ganando terreno rápidamente en Europa y se prevé que continúen extendiéndose en los próximos años.

Pero claro para los usuarios esto es totalmente transparente, y la mayoría desconoce el enorme cambio tecnológico que se está produciendo sin que nos enteremos.

Y aquellos que no tuviesen ni idea del tema, ahora ya saben algo.

Por Amador Palacios

Reflexiones de Amador Palacios sobre temas de Actualidad Social y Tecnológica; otras opiniones diferentes a la mía son bienvenidas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

es_ESES_ES