Son unas cuantas las empresas que quieren liderar las comunicaciones con satélites en baja órbita alrededor de la Tierra. El más adelantado es Starlink que dice tener del orden de 1,5 millones de clientes, y que tuvo un gran incremento de su negocio por la guerra de Ucrania, ya que pudo ofrecer comunicaciones seguras a sus operaciones militares

Y como Amazon no quiere quedarse atrás, ha presentado el proyecto Kuiper, que se presenta como una ambiciosa iniciativa que tiene como objetivo desplegar una constelación de satélites de comunicación en órbita baja de la Tierra. Con planes para iniciar operaciones a principios de 2024, este sistema tiene el potencial de revolucionar las comunicaciones globales y brindar acceso a Internet de alta velocidad en áreas remotas.

El sistema estará compuesto por una constelación de 3.236 satélites que orbitarán a una altitud de unos 590 kilómetros, y que se comunican entre ellos por medio de un sistema laser a velocidades de transferencia de datos de 100 Gigabits por segundo.

La señales ópticas ( por laser ) son de alta frecuencia, y por lo tanto tienen mayor ancho de banda que las ondas de radio, y pueden enviar mayor cantidad de información. Y además los rayos son muy estrechos y por lo tanto son más difíciles de interferir, y además requieren menores consumos de potencia.

El sistema Kuiper tiene una serie de ventajas potenciales, entre las que se incluyen:

  • Acceso a Internet de banda ancha para todo el mundo: El sistema tiene el potencial de proporcionar acceso a Internet de banda ancha a zonas rurales y remotas que actualmente no tienen acceso o tienen un acceso limitado. Esto podría tener un impacto significativo en la economía y la sociedad de estas zonas, ya que les permitiría acceder a servicios educativos, sanitarios, de entretenimiento y otros recursos que actualmente no están disponibles.
  • Mayor velocidad y fiabilidad: Este sistema utiliza satélites de última generación que pueden proporcionar velocidades de datos de hasta 400 Mbps. Esto es significativamente más rápido que las velocidades de datos que pueden proporcionarse a través de otras tecnologías de acceso a Internet, como la banda ancha terrestre o el 4G. Además, el sistema está diseñado para ser más fiable que otras tecnologías, ya que los satélites están distribuidos en órbitas bajas, lo que reduce el riesgo de que se vean afectados por interferencias o fenómenos meteorológicos.
  • Menor coste: El sistema tiene el potencial de ser más asequible que otras tecnologías de acceso a Internet. Esto se debe a que el sistema utiliza satélites más pequeños y eficientes que son más baratos de fabricar y lanzar.

Y a la vez, el sistema Kuiper también tiene una serie de inconvenientes potenciales, entre los que se incluyen:

  • Latencia: La latencia es el tiempo que tarda un paquete de datos en viajar desde un dispositivo a otro. La latencia del sistema es de unos 35 milisegundos, lo que es ligeramente superior a la latencia de las redes terrestres. Sin embargo, esta latencia es todavía adecuada para la mayoría de las aplicaciones, como la navegación web, el correo electrónico y el streaming de vídeo.
  • Interferencias: El sistema podría verse afectado por interferencias de otras redes de satélites o de radio. Amazon ha tomado medidas para mitigar este riesgo, pero es posible que se produzcan algunas interferencias en determinadas zonas.
  • Impacto medioambiental: El lanzamiento de satélites puede tener un impacto medioambiental, ya que produce emisiones de gases de efecto invernadero. Amazon dice que ha tomado medidas para reducir el impacto medioambiental de su sistema, pero es posible que se produzcan algunos efectos negativos.

Hay que hacer hincapié en que aunque existen una serie de normativas para las comunicaciones entre satélites ( longitudes de onda a utilizar, polarizaciones a usar, etc … ), las empresas de satélites no siempre las siguen, y por lo tanto sus sistemas no se conectan entre sí. Y eso mismo sucede en el caso de Kuiper. Supongo que lo hacen para mantener su negocio bien “controlado” de cara al futuro.

En general los sistemas de satélites presentan un conjunto diverso de ventajas e inconvenientes. Mientras que su capacidad para proporcionar acceso global a Internet y mejorar la conectividad en áreas remotas representa un avance positivo, los desafíos relacionados con la basura espacial, el impacto ambiental y las cuestiones regulatorias destacan la necesidad de abordar cuidadosamente los aspectos éticos, ambientales y técnicos de esta iniciativa.

El éxito a largo plazo de Kuiper dependerá de la capacidad de la empresa para gestionar estos desafíos de manera efectiva y para adaptarse a un entorno dinámico en constante evolución en el espacio orbital y las tecnologías de comunicación

Y eso solo lo sabremos con el paso del tiempo.

Por Amador Palacios

Reflexiones de Amador Palacios sobre temas de Actualidad Social y Tecnológica; otras opiniones diferentes a la mía son bienvenidas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

es_ESES_ES