No hace mucho se han presentado al mercado unas gafas inteligentes para moto de BMW y tengo que reconocer que me han gustado mucho a pesar de no tener moto, porque pienso que una evolución de las mismas se podría usar para otras aplicaciones, como conducir un coche , etc …

Las gafas se llaman BMW ConnectedRide, son unas gafas con un head-up display ( HUD ) interno y se presentan como un dispositivo que fomenta la seguridad en la conducción de las motocicletas.

Los ConnectedRide Smartglasses son un par de gafas de realidad aumentada que proyectan información relevante sobre la conducción en el campo de visión del conductor. Esta información incluye la velocidad, la navegación y otros datos importantes. Las gafas se conectan al teléfono inteligente del conductor a través de Bluetooth y también funcionan con la aplicación BMW Motorrad Connected.

Estas gafas tienen una serie de características que la convierten en una valiosa herramienta de seguridad para los motociclistas. En primer lugar, ayudan a mantener la vista del motorista en la carretera. Esto es importante porque mirar hacia abajo a un GPS u otro dispositivo puede ser una gran distracción mientras se conduce. Proyectan la información directamente en el campo de visión del ciclista para que pueda mantener la vista en la carretera y seguir viendo la información que necesita.

En segundo lugar, le pueden ayudar a reducir las distracciones. Las gafas solo muestran información relevante para la situación actual del ciclista. Esto significa que el ciclista no es bombardeado con información innecesaria, lo que puede ayudar a mantenerlo enfocado en el camino. Y en el caso de que esté siguiendo una ruta, las gafas también pueden mostrar la distancia hasta el siguiente giro, para que el ciclista sepa cuánto tiene que recorrer.

   

 

Estos son algunas de las características de las BMW ConnectedRide Smartglasses:

Se pueden usar para acceder a la aplicación BMW Motorrad Connected, que ofrece una variedad de otras funciones, como pronósticos del tiempo, noticias y actualizaciones de redes sociales.

Se pueden usar para controlar la reproducción de música y responder llamadas telefónicas.

Son compatibles con una variedad de cascos, por lo que puede encontrar un par que se ajuste cómodamente a su casco y a su cara.

La pega es que son un poco caras, rondan los 690 euros, y todavía no están disponibles en algunos países.

Se puede ver un vídeo en: https://youtu.be/AvHIuvqSesg

La idea creo que es buena, y como decía al principio es posible que se vean nuevas opciones en el mercado para otros usos. El más inmediato es el caso de la conducción de un coche. Y en ese caso el head-up display puede ser un dispositivo que se coloque en el salpicadero, o unas gafas como estas.

Las gafas de realidad virtual, si son ligeras como estas, pueden tener muchas aplicaciones conectadas a un móvil para tener toda la información “delante de los ojos”. Y cuantos más modelos haya, menores serán sus precios.

Es cuestión de que pase un poco de tiempo.

Por Amador Palacios

Reflexiones de Amador Palacios sobre temas de Actualidad Social y Tecnológica; otras opiniones diferentes a la mía son bienvenidas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

es_ESES_ES