Visitas: 5

La enfermedad de Parkinson (EP) es un trastorno neurodegenerativo que afecta el sistema nervioso central. Se caracteriza por la pérdida de neuronas dopaminérgicas en la sustancia negra del cerebro. La dopamina es una sustancia química que ayuda a controlar el movimiento. La pérdida de neuronas dopaminérgicas provoca síntomas como temblores, rigidez, lentitud de movimientos y dificultad para mantener el equilibrio.

La EP es una enfermedad crónica que no tiene cura y que afecta a 10 millones de personas en todo el mundo, pero existen tratamientos que pueden ayudar a controlar los síntomas. Los tratamientos más comunes son la terapia con levodopa, la terapia con agonistas dopaminérgicos y la cirugía de estimulación cerebral profunda.

Recientemente, se ha descubierto que los smartwatches pueden ser utilizados para detectar la enfermedad de Parkinson. Los smartwatches pueden medir una serie de parámetros fisiológicos, como el ritmo cardíaco, la frecuencia respiratoria y la temperatura corporal. Estos parámetros pueden verse alterados en las personas con EP, incluso antes de que aparezcan los síntomas.

Un estudio realizado en 2019 por investigadores de la Universidad de Oxford, Reino Unido, encontró que los smartwatches pueden detectar la enfermedad de Parkinson con una precisión del 90%. El estudio se llevó a cabo con un grupo de 100 personas, 50 de las cuales tenían EP y 50 no, y los participantes usaron un smartwatch durante un período de 12 meses.

Los investigadores analizaron los datos del smartwatch en busca de cambios en los parámetros fisiológicos. Encontraron que las personas con EP tenían cambios significativos en el ritmo cardíaco, la frecuencia respiratoria y la temperatura corporal. Estos cambios eran detectables incluso antes de que aparecieran los síntomas de la EP.

Los resultados de este estudio sugieren que los smartwatches podrían utilizarse para detectar la enfermedad de Parkinson en sus primeras etapas. Esto permitiría a los pacientes comenzar el tratamiento antes, lo que podría mejorar su calidad de vida.

Un estudio similar ha sido desarrollado por investigadores de la Universidad de Cardiff ( en Gales, UK ) midiendo datos del acelerómetro y otros parámetros del smartwatch, y llevando los datos a un modelo de “maching learning”.

Sin embargo, es importante señalar que los smartwatches no son una prueba definitiva para la enfermedad de Parkinson. Si alguien tiene alguna sospecha de que pueda tener EP, es importante consultar a un médico cuanto antes.

A continuación se presentan algunos de los beneficios de utilizar un smartwatch para detectar la enfermedad de Parkinson:

  • Los smartwatches son portátiles y fáciles de usar por cualquier persona.
  • Los smartwatches pueden medir de manera continuada una serie de parámetros fisiológicos, que pueden verse alterados en las personas con EP.
  • Los smartwatches podrían detectar la enfermedad de Parkinson en sus primeras etapas, lo que permitiría a los pacientes comenzar el tratamiento lo antes posible, y mejorar su salud.

Con esto no quiero decir que todo el mundo debería de usar un smartwatch, sino que si una persona tiene la sospecha de que puede llegar a tener la enfermedad, debería hablar con un médico especialista, para ver si un smartwatch le podría ayudar.

Más vale prevenir que curar.

Por Amador Palacios

Reflexiones de Amador Palacios sobre temas de Actualidad Social y Tecnológica; otras opiniones diferentes a la mía son bienvenidas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

es_ESES