Internet, tal como lo conocemos hoy, se basa en una vasta red de cables submarinos para transmitir datos por todo el mundo. Estos cables están enterrados en lo profundo del océano, donde están protegidos de los elementos y de la interferencia de otras señales. Sin embargo, los cables submarinos son costosos y requieren mucho tiempo para tenderse, y pueden ser vulnerables a daños por desastres naturales o actividad humana.

En los últimos años, ha habido un interés creciente en el uso de láseres para transmitir datos entre satélites en el espacio. Esta tecnología, conocida como comunicaciones láser, ofrece una serie de ventajas sobre los cables submarinos tradicionales. Los láseres pueden transmitir datos a velocidades mucho más altas y no son susceptibles a la interferencia de otras señales. Además, las comunicaciones por láser se pueden implementar más fácil y rápidamente que los cables submarinos.

Hay una serie de empresas que están desarrollando tecnologías de comunicación láser para su uso en satélites. Una de las empresas líderes en este campo es Kymeta, que ha desarrollado un terminal satelital que puede recibir y transmitir datos a velocidades de hasta 100 gigabits por segundo. La tecnología de Kymeta ya está siendo utilizada por el ejército de los EE. UU., y la compañía planea lanzar su primera constelación de satélites comerciales en 2024.

Y hay más empresas que realizan trabajos similares, pues tienen la esperanza de que el futuro de las comunicaciones intercontinentales pasen de los cables submarinos a los satélites, ofreciendo velocidades superiores a 1 terabit por segundo.

El desarrollo de tecnologías de comunicación láser es un gran paso adelante para Internet. Los láseres ofrecen el potencial de revolucionar la forma en que nos comunicamos y compartimos datos. En el futuro, la comunicación láser podría reemplazar a los cables submarinos como la columna vertebral de Internet. Esto haría que Internet fuera más rápido, más confiable y más seguro.

La comunicación láser funciona mediante el uso de láseres para transmitir datos entre dos puntos. Los láseres se enfocan en un haz que viaja a través del aire o el espacio. Luego, el haz es recibido por un detector en el otro extremo, que convierte la luz nuevamente en datos.

La comunicación láser es mucho más rápida que la comunicación por radio tradicional. Esto se debe a que los láseres pueden transmitir datos a frecuencias mucho más altas. Las ondas de radio suelen funcionar a frecuencias de unos pocos megahercios, mientras que los láseres pueden funcionar a frecuencias de hasta unos pocos gigahercios. Esto significa que la comunicación láser puede transmitir datos a velocidades hasta 100 veces más rápidas que la comunicación por radio.

La comunicación láser también es más segura que la comunicación por radio tradicional. Esto se debe a que los láseres son haces de luz muy estrechos. Esto dificulta que los espías intercepten los datos que se transmiten. Además, los láseres se pueden usar para cifrar los datos que se transmiten, lo que los hace aún más seguros.

Hay una serie de ventajas en el uso de la comunicación láser sobre los cables submarinos tradicionales. Primero, la comunicación láser es mucho más rápida. Los cables submarinos suelen transmitir datos a velocidades de unos pocos gigabits por segundo, mientras que la comunicación láser puede transmitir datos a velocidades de hasta 1 terabit por segundo. Esto hace que la comunicación láser sea ideal para aplicaciones que requieren transmisión de datos de alta velocidad, como transmisión de video y juegos.

En segundo lugar, la comunicación láser es más segura. Los cables submarinos son vulnerables a los daños causados por los desastres naturales y la actividad humana. La comunicación láser, por otro lado, es mucho más difícil de interrumpir. Esto lo hace ideal para aplicaciones que requieren un alto grado de seguridad, como comunicaciones gubernamentales, transacciones financieras, etc …

Tercero, la comunicación láser es más flexible. Los cables submarinos están fijos en su lugar, lo que significa que pueden ser difíciles de actualizar o reparar. La comunicación láser, por otro lado, se puede reconfigurar fácil y rápidamente. Esto lo hace ideal para aplicaciones que requieren una red dinámica, como redes de telefonía móvil y redes de recuperación ante desastres.

Hay una serie de factores que están impulsando el crecimiento de la comunicación láser. Primero, la demanda de transmisión de datos de alta velocidad está aumentando. Esto está siendo impulsado por el crecimiento de la transmisión de video, juegos y otras aplicaciones que requieren un uso intensivo del ancho de banda.

Y en segundo lugar, el costo de la tecnología de comunicación láser está disminuyendo. Esto hace que sea más asequible para las empresas y los consumidores adoptar la comunicación láser.

No hace mucho se ha realizado una prueba en Suiza, realizada por científicos de la ETH de Zurich, entre dos puntos distantes 53 Km. y consiguieron una velocidad de transmisión de 100 terabits por seg.

Y hemos de tener claro que a medida que aumente la demanda de comunicación por láser y disminuya el costo de la tecnología, podemos esperar ver una adopción aún más generalizada de la comunicación por láser en los años venideros.

Todo es cuestión de tiempo.

Por Amador Palacios

Reflexiones de Amador Palacios sobre temas de Actualidad Social y Tecnológica; otras opiniones diferentes a la mía son bienvenidas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

es_ESES_ES