Hace pocas semanas hemos visto en las noticias las limitaciones a la venta de chips desde Norteamérica hacia empresas chinas. Y esas limitaciones se refieren en especial a los chips con mayores capacidades de cálculo y que incorporan más tecnología.

Las razones dadas por las autoridades norteamericanas es que lo hacen para que esos chips no puedan ser utilizados para construir sistemas de armas por los chinos. Y todos sabemos que es una disculpa como otra cualquiera.

Las empresas a las que limitan sus exportaciones ( Nvidia, y otras ) bajarán un poco sus ventas y sus beneficios, pero son lo suficientemente grandes para seguir ganando mucho, y mantenerse donde están.

Lo que está presente en todos estos movimientos es la lucha por la primacía tecnológica. Los USA no quieren dejar su pedestal tecnológico, y los chinos tienen muy claro que desean ocupar su lugar algún día, y para eso llevan muchos años trabajando duro, invirtiendo y desarrollando.

Porque no tenemos que engañarnos, los chinos tienen unos objetivos mucho más claros que los occidentales, y desde hace mucho tiempo. No han llegado a donde están solo por casualidad, sino por su esfuerzo y tesón.

Y los norteamericanos se han dado cuenta ( algo tarde, pero quizás todavía a tiempo ) de que el gap tecnológico que tenían con China ha disminuido mucho, y continúa disminuyendo. Hoy son los chinos los que más patentes generan.

Todas las “guerras” que vemos, tanto tecnológicas, como comerciales o de otro tipo, son en el fondo una lucha por mantener y aumentar los intereses de los países. Y cuanto mayor es el país, más intereses tiene.

Según pase el tiempo iremos viendo otros movimientos de este tipo. A los “mercados” les gusta la libertad de movimientos, que beneficia más a los más poderosos; pero a los países les preocupa más mantener sus posiciones de dominio. Y de eso se trata.

El problema es que cuando los “grandes” se pegan, suelen ser los “pequeños” los que acaban pagando las facturas. Injusticias de la vida.

Por Amador Palacios

Reflexiones de Amador Palacios sobre temas de Actualidad Social y Tecnológica; otras opiniones diferentes a la mía son bienvenidas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

es_ESES_ES