Ultimamente el tema de la IA es uno de los que está más en boca de la gente, y también preocupa en como podría afectar en un futuro próximo a los trabajos de las personas.

La IA es un conjunto de tecnologías que permiten a las máquinas aprender de los datos y realizar tareas que normalmente necesitan una inteligencia humana, como la toma de decisiones, el procesamiento del lenguaje natural, etc …  Y estas capacidades están transformando y van a seguir transformando muchos trabajos en casi todas las áreas: industria, medicina, logística, informática, derecho, etc ….

Es una nueva tecnología desconocida para la gran mayoría, y con capacidades muy disruptivas. Los algoritmos y sus sistemas de aprendizaje por parte de las máquinas se mantienen muy en secreto, la tecnología está en manos de muy pocos, y todo esto hace que aumente la desconfianza de las personas hacia ella.

Solo hemos visto unos pequeños ejemplos de futuras posibilidades con el programa de ChatGPT, y ya se puesto en el mercado en poco tiempo una posibilidad más potente ( por supuesto de pago ), y todo esto produce una gran inquietud por como pueden afectar estas herramientas a la vida y al trabajo de la gente.

Y para empeorar la situación, no ayuda nada el que algunas organizaciones publiquen “Informes” de lo que puede suceder en el futuro, como es el caso de Goldman Sachs con su informe diciendo que la IA podría reemplazar a 300 millones de puestos de trabajo. Eso es hablar por no estar callado, pues son “estimaciones” basadas en datos no precisos que luego se extrapolan. Es decir, informes con muy poco fundamento.

Como todo cambio tecnológico, la IA ofrecerá oportunidades y amenazas. Y no tengo dudas de que va a mejorar la calidad de vida de las personas. Pero un cambio tan grande también tendrá contrapartidas serias, en especial para los que se resistan con poca inteligencia y no quieran preparase para los cambios que vienen.

La educación y la formación será fundamental para todos, tanto trabajadores como usuarios, y todos deberemos de intentar desarrollar nuevas habilidades para aprovechar este cambio tecnológico. Porque queridos amigos, esta tecnología está aquí para quedarse y para seguir desarrollándose.

De momento, los mensajes apocalípticos y de miedo creo que benefician a las pocas empresas que dominan esta tecnología, para que otras empresas les paguen un buen dinero por sus servicios, que por supuesto mantienen en sus nubes privadas donde el resto deben de acceder. Y eso es una buena forma de control.

En general, a las empresas les gustan los nuevos desarrollos tecnológicos pues con ellos intentan mejorar su competitividad, pero en el caso de la IA tiene el aliciente añadido de que la sensación de urgencia que se está creando anime a las empresas a intentar ser los primeros en utilizar estas nuevas herramientas para ver cuanto son capaces de ahorrar con ellas, y hacerlo antes que la competencia.

No son nada tontos los amigos de Microsoft, Open AI, Google, etc ….

Por Amador Palacios

Reflexiones de Amador Palacios sobre temas de Actualidad Social y Tecnológica; otras opiniones diferentes a la mía son bienvenidas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

es_ESES_ES