Visitas: 10

En estos tiempos en los que mucha gente se dedica a predecir enormes pérdidas de nivel del empleo en los próximos años por causa de la IA, creo que es un buen momento para reflexionar con tranquilidad y un poco de frialdad para separar el polvo de la paja.

Que las nuevas tecnologías que nos aporte la IA nos va a afectar en nuestra manera de vivir parece que es más que evidente. Pero no está nada claro ni como, ni cuando.

Y la mayor parte de lo que se publica son meras estimaciones que no están basadas en datos reales, sino en hipótesis de cosas que podrían suceder, pero que también podrían suceder de otra manera. En parte es hablar por hablar.

Las personas que trabajan, en general desean mantener su empleo de la mejor manera posible, y son los más interesados en intentar adaptarse a los nuevos tiempos que se avecinan. Y hacerlo con inteligencia y sin miedos.

Algo fundamental para mantener el empleo es adaptarse a los cambios que vengan de manera proactiva, aprendiendo a manejar esas nuevas herramientas y estando abierto a las nuevas tendencias. En definitiva, formar parte activa de ese cambio utilizando la IA como un arma para mejorar.

Algo muy importante entre las personas son las relaciones humanas, y eso es algo que difícilmente puede hacer una máquina. Es importante para un trabajador que sea capaz de visualizar su trabajo contactando con gente, publicando artículos en las redes, etc …   acciones que le den visibilidad y una imagen de profesionalidad.

Actuar de manera creativa también es importante, y en especial si lo hacemos colaborando con otros compañeros, pues eso es algo que difícilmente hará una máquina. Y de esa forma también nos mostramos como personas valiosas en nuestra actividad. No hay que tener miedo ni vergüenza de “venderse”, pues todos lo hacemos de una forma u otra, aún sin darnos cuenta.

La comunicación en el mundo de la empresa es vital, y eso es algo que a la IA le costará hacer de forma humana. En lugar de centrarse en tareas más o menos repetitivas ( aunque sean de alto valor ) como informes rutinarios, etc …  habría que centrarse en desarrollar habilidades de intercomunicación interpersonal, nuevas comunicaciones de nuevas ideas, etc …

En las empresas se valoran mucho a la gente que es capaz de trabajar con otras personas de otros departamentos para procesos de mejora interna y externa. A las máquinas les va costar mucho entender las complejidades de las relaciones humanas y del mundo real, y ahí una persona es un valor importante.

Las oportunidades son muchas para las personas con inteligencia y visión para adaptarse a los nuevos tiempos que vienen, y la llegada de la IA puede ser tan bueno como cualquier otro.

Por Amador Palacios

Reflexiones de Amador Palacios sobre temas de Actualidad Social y Tecnológica; otras opiniones diferentes a la mía son bienvenidas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

es_ESES