Les guste a algunos o no, esta es la situación de hoy en día en el tema de la Defensa: el uso masivo de robots para prácticamente todas las actividades militares, por tierra, mar y aire.

Y posiblemente el gran detonante haya sido la guerra entre Ucrania y Rusia, donde se ha comprobado que robots sencillos y baratos podían hacer mucho daño y paralizar las actividades de uno de los ejércitos más grandes de la actualidad.

Desde hace muchos años los USA utilizaban robots ( los famosos Predators y otros  ) para actuar a distancia, pero en general eran robots sofisticados y caros. Y aunque otros muchos países desarrollaron sus propios robots de combate más o menos sencillos, su utilidad real estaba por confirmarse.

Con la guerra entre Rusia y Ucrania todo eso ha cambiado. Se ha demostrado que son útiles todo tipo de artilugios robotizados, incluso los drones de tipo civil más sencillos, para interferir y atacar al enemigo. Esto es nuevo y está cambiando la estrategia de defensa de todos los países.

Hoy todos buscan el modo de usar robots para casi todas las actividades de defensa. Drones aéreos y submarinos para vigilar, interferir y atacar, y robots terrestres con distintos sistemas de movimiento para hacer lo mismo por tierra.

Y además, en la actualidad a todos estos “sistemas” se les añade la Inteligencia Artificial para que se intercomuniquen entre sí, y puedan tomar decisiones más o menos complejas.

En la foto inferior se puede ver un dron ( llamado Walkiria ) que lanza un misil durante unas pruebas realizadas en el desierto de Arizona.

Este dron militar ( es capaz de volar más de 5.000 Km, está dotado de IA y con capacidades stealth ) cuesta mucho menos de 10 millones de dólares, y puede realizar muchas funciones que realizan aviones de combate pilotados que cuestan más de 100 millones de dólares. Y están probando la manera en que varios de ellos puedan acompañar a aviones pilotados para atacar objetivos de manera conjunta.

Un alto portavoz del Departamento de Defensa norteamericano ha declarado hace poco que su país necesitaría disponer de varios miles de sistemas “autónomos” en los próximos dos años. Y tenemos que tener muy claro que cuando hablan de sistemas autónomos, se refieren a robots ( de todo tipo ) que realicen misiones militares complejas sin intervención de humanos.

Y ese es un paso muy importante, pues dichos sistemas tendrán la capacidad de matar personas sin que haya otro ser humano que tome la decisión. En cuyo caso la pregunta que surge es: ¿quien será el responsable de esas muertes?

Creo que este es un caso en el que la Tecnología no nos ayuda a hacernos más y mejores seres humanos.

Por Amador Palacios

Reflexiones de Amador Palacios sobre temas de Actualidad Social y Tecnológica; otras opiniones diferentes a la mía son bienvenidas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

es_ESES