La respuesta a esta pregunta es compleja y depende de una serie de factores, como la edad, el nivel de educación, el estilo de vida y la cultura.

En general, se puede decir que la gente es consciente del tiempo que pasa mirando a su móvil, pero no necesariamente de la magnitud de ese tiempo. Un estudio realizado en España en 2023 encontró que los españoles dedican una media de 3 horas y 20 minutos al día a sus smartphones. Sin embargo, cuando se les preguntó directamente cuánto tiempo creían que pasaban mirando a sus móviles, la media fue de 2 horas y 30 minutos. Y supongo que en otras partes del mundo el resultado sería bastante parecido.

Este desajuste entre la percepción y la realidad se debe a una serie de factores. En primer lugar, el tiempo que pasamos mirando a nuestros móviles es muy fragmentado. Podemos coger nuestro smartphone para mirar una notificación, consultar el correo electrónico o leer una noticia, y luego volver a dejarlo a un lado. Esto hace que sea difícil tener una idea precisa de cuánto tiempo hemos pasado realmente utilizándolo.

En segundo lugar, el uso del móvil ha llegado a ser tan habitual que lo damos por sentado. Nos pasamos el día mirando a nuestros móviles sin darnos cuenta, ya sea para comunicarnos con los demás, entretenernos o simplemente para matar el tiempo.

En tercer lugar, las aplicaciones de los móviles están diseñadas para ser adictivas. Utilizan mecanismos de refuerzo positivo, como las notificaciones o los “likes”, para mantenernos enganchados. Esto hace que sea difícil dejar de utilizar nuestro móvil, incluso cuando sabemos que estamos gastando demasiado tiempo en él.

Hemos de tener en cuenta que a las empresas que crean y gestionan las APP’s les interesa captar la atención de sus usuarios el mayor tiempo posible, pues de esa manera esas empresas obtienen el máximo de datos de esos usuarios que más tarde venden al mercado. Y así es como obtienen sus buenos beneficios.

Es fundamental que sepamos lo que tenemos entre manos. El móvil es un invento extraordinario, que como cualquier cosa, si no se usa adecuadamente puede llegar a ser negativo.

Se leen diversas sugerencias para controlar el uso del móvil. Una bastante buena es eliminar las notificaciones de las App’s para que no nos distraigan. Y la que yo siempre utilizo es la duración de la batería. Me tiene que durar al menos 3 días, y si esto no sucede dejo que el móvil se apague, para ser consciente de que lo he usado demasiado.

Queridos amigos, debemos de ser capaces de “controlar” nuestra propia vida, y que nadie externo ( y menos un aparato ) nos la controle. Me encanta lo que me aporta el móvil, pero hago que la batería me dure entorno a los 4 días.

Nuestra vida es solo nuestra, y debemos intentar que nadie nos la controle.

Por Amador Palacios

Reflexiones de Amador Palacios sobre temas de Actualidad Social y Tecnológica; otras opiniones diferentes a la mía son bienvenidas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

es_ESES_ES