Creo que a las empresas de coches eléctricos se les asignan unos valores excesivos. Con la excepción de Tesla, se trata de start-ups que apenas han empezado a fabricar y reciben valoraciones de muchos billones de dólares.

En la actualidad Tesla tiene un valor en el mercado que supera el trillón de dólares ( 1.000.000.000.000 $ ), muy por encima de las grandes del sector como Toyota, G Motors y otras.

Hay que reconocer que Tesla al menos lleva entregados más de 620.000 coches en los 3 primeros trimestres del año 2021, y ha empezado a dar beneficios, pero su valoración está muy lejos de lo que le correspondería por el negocio que genera; y está basado en sus expectativas futuras. Aunque todos sabemos que el futuro está por llegar, y cuando llegue puede que sea bastante diferente a como se le esperaba.

Pero hay otras empresas nuevas como es el caso de Rivian que ha salido al mercado con un valor de 12 billones de dólares, y solo ha presentado algunos prototipos que ofrece por 75.000 dolares, aunque es verdad que son muy bonitos y lujosos. Creo que le queda mucho para demostrar que es una empresa viable y con futuro, pero de momento sus primeros inversores es posible que obtengan buenas plusvalías si venden las acciones que tienen.

A favor de estas nuevas empresas hay que reconocer que el Presidente Biden está impulsando la compra de coches eléctricos por parte de la administración y eso supone cientos de miles de nuevos coches a comprar en los próximos años.

Que el coche eléctrico es un éxito no hay ninguna duda, pero si dudo del valor que se otorga a las nuevas empresas que los ofrecen, pues los fabricantes “de siempre“ como GM, Ford, Toyota, Volkswagen, etc … no se quedan de brazos cruzados, y están apareciendo en el mercado con nuevos modelos a precios competitivos, e invirtiendo en nuevas baterías para dotarles de una mayor autonomía.

Estos “grandes” saben fabricar coches con eficiencia ( llevan haciéndolo casi 100 años ) y se lo van a poner muy difícil a los nuevos ( Rivian y otros ) para que puedan subsistir.

Dentro de unos cuantos años veremos como está el valor de las empresas de coches eléctricos, porque todos serán eléctricos, y quienes han logrado sobrevivir en esta lucha.

Algunos se quedarán por el camino, y otros serán comprados por alguna empresa “grande” y sus accionistas es posible que también hagan un buen negocio con ello.

Pues creo que de eso se trata, de que unos inversores con mucho dinero ( son grandes grupos financieros ) se arriesgan a invertir en pequeñas empresas con buenas posibilidades de futuro, y esperan conseguir unos buenos beneficios en un plazo razonable de tiempo..

Unas veces ganan y otras pierden, pero las que ganan les compensan con creces por las que pierden.

Y si no que se lo digan al Sr. Bezos que es uno de los principales inversores de Rivian. Casi seguro que Amazon le compra a Rivian unos cuantos miles de coches para ayudarles en sus inicios; y el Sr. Bezos ganará por ambas partes.

Los que más tienen siempre son los que más ganan. Cosas de la vida.

Por Amador Palacios

Reflexiones de Amador Palacios sobre temas de Actualidad Social y Tecnológica; otras opiniones diferentes a la mía son bienvenidas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

es_ESES_ES