Se ha inaugurado a primeros de diciembre del 2023 en Irving ( California ) el primer restaurante totalmente autónomo del mundo, y se llama CaliExpress. El restaurante es propiedad de Miso Robotics, una empresa de robótica alimentaria, y Cali Group, una cadena de restaurantes de comida rápida.

Este restaurante ofrece una experiencia gastronómica completamente automatizada. Los clientes realizan sus pedidos en quioscos digitales, y luego sus pedidos son preparados por robots. Los robots son capaces de cocinar hamburguesas, patatas fritas y otros pocos alimentos de forma rápida y eficiente.

En él se utiliza una variedad de tecnologías para crear una experiencia gastronómica automatizada. Los quioscos digitales utilizan reconocimiento facial para identificar a los clientes y procesar sus pagos. Y los robots de cocina utilizan sensores y cámaras para seguir las instrucciones de preparación

El CaliExpress tiene como objetivo ofrecer una experiencia gastronómica segura, eficiente y asequible. Los robots pueden trabajar las 24 horas del día, los 7 días de la semana, sin necesidad de descansos o vacaciones. Esto permite al restaurante operar con un menor número de empleados, lo que reduce los costes.

Este es un ejemplo más de cómo la tecnología está transformando la industria alimentaria. Los restaurantes autónomos tienen el potencial de revolucionar la forma en que comemos en la calle.

Y como siempre estas nuevas ideas tienen sus ventajas y sus inconvenientes.

Entre las ventajas están:

  • Eficiencia: Los robots pueden trabajar las 24 horas del día, los 7 días de la semana, sin necesidad de descansos o vacaciones. Esto permite al restaurante operar con un menor número de empleados, lo que reduce los costes.
  • Seguridad: Los robots no están expuestos a lesiones por accidentes o caídas. Además, los robots pueden trabajar en un entorno controlado, lo que reduce el riesgo de contaminación.
  • Precisión: Los robots pueden seguir las instrucciones de preparación de forma precisa, lo que garantiza que los alimentos se cocinen de forma uniforme.
  • Personalización: Los clientes pueden personalizar sus pedidos en los quioscos digitales. Esto permite a los clientes crear sus propias hamburguesas y otros platos.

Y entre los inconvenientes podemos citar:

  • Coste: La instalación y el mantenimiento de un restaurante autónomo son costosos.
  • Empleo: Los restaurantes autónomos pueden reducir el número de puestos de trabajo.
  • Aceptación: La aceptación de los restaurantes autónomos por parte de los consumidores aún no está clara.

Se puede ver un vídeo en: https://www.youtube.com/watch?v=VxqZQHugLRc

Está muy claro que la automatización también se impone en los restaurantes, y en espacial en aquellos que tienen una oferta de productos corta y bien definida, que suelen ser los más populares.

En un futuro próximo veremos la aceptación que este tipo de restaurantes tienen en los clientes, pero creo que va a ser positiva.

Por Amador Palacios

Reflexiones de Amador Palacios sobre temas de Actualidad Social y Tecnológica; otras opiniones diferentes a la mía son bienvenidas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

es_ESES_ES