Se ha publicado recientemente un artículo en  Nature Coomunications  titulado “El impulso de la transición a la energía solar” ( The momentum of the solar energy transition ), que analiza la realidad de la energía solar para generar electricidad y su posible evolución en el futuro, y resulta interesante y positivo para esta tecnología.

El artículo completo se puede encontrar en:

file:///C:/Users/Usuario/Downloads/s41467-023-41971-7.pdf

La energía solar es una fuente de energía limpia y renovable que tiene el potencial de revolucionar el sector energético mundial. En los últimos años, la tecnología solar ha experimentado un rápido desarrollo, lo que ha llevado a una disminución significativa de los costes y un aumento de la eficiencia. Como resultado, la energía solar se ha convertido en una opción cada vez más competitiva para la producción de electricidad.

Algunos expertos creen que el mundo puede haber cruzado el “punto de inflexión” de la energía solar. Un punto de inflexión se produce cuando una nueva tecnología alcanza un umbral de adopción que la convierte en una opción viable para una amplia gama de aplicaciones. En el caso de la energía solar, este punto de inflexión podría haberse producido en 2023, cuando la capacidad solar mundial superó los 1 Teravatio. (TW).

Hay una serie de factores que apoyan la afirmación de que el mundo ha cruzado el punto de inflexión de la energía solar. En primer lugar, los costes de la energía solar han caído en picado en los últimos años. En 2010, el coste de generar electricidad con energía solar era de unos 20 céntimos por kilovatio hora (kWh). En 2023, el coste había caído a menos de 5 céntimos por kWh. Esta disminución de los costes ha hecho que la energía solar sea una opción cada vez más competitiva para la generación de electricidad.

En segundo lugar, la eficiencia de los paneles solares ha aumentado significativamente. En 2010, la eficiencia de los paneles solares era de unos 15%. En 2023, la eficiencia había aumentado a más del 25%. Esta mejora de la eficiencia ha hecho que los paneles solares sean capaces de generar más electricidad por cada metro cuadrado de superficie.

En tercer lugar, la demanda de energía solar está aumentando rápidamente. En 2023, la capacidad solar mundial aumentó un 20%. Esta demanda está siendo impulsada por una serie de factores, entre los que se incluyen el aumento de los costes de la energía fósil, la creciente preocupación por el cambio climático y las políticas gubernamentales que apoyan las energías renovables.

Más abajo se puede ver una imagen del artículo de referencia, sobre la evolución del uso de la energía solar para generar electricidad:

Si el mundo ha cruzado el punto de inflexión de la energía solar, esto podría tener un impacto significativo en el sector energético mundial. La energía solar podría convertirse en una fuente de energía dominante, lo que ayudaría a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y a hacer que el sistema energético sea más sostenible.

El impacto de la energía solar es muy significativo en una serie de áreas, entre las que se incluyen:

  • Reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero: La energía solar es una fuente de energía limpia que no produce emisiones de gases de efecto invernadero. Esto la convierte en una opción atractiva para ayudar a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y a combatir el cambio climático.
  • Aumento de la seguridad energética: La energía solar es una fuente de energía renovable que no está sujeta a los vaivenes del mercado de los combustibles fósiles. Esto la convierte en una opción atractiva para aumentar la seguridad energética.
  • Creación de empleo: La industria solar crea empleo en una serie de sectores, entre los que se incluyen la fabricación, la instalación y el mantenimiento. El crecimiento de la energía solar podría crear millones de puestos de trabajo en todo el mundo.

A pesar de los beneficios de la energía solar, existen una serie de retos que deben abordarse para que esta tecnología alcance su pleno potencial. Entre los retos más importantes se encuentran:

  • Almacenamiento de energía: La energía solar es una fuente de energía intermitente, lo que significa que no siempre está disponible cuando se necesita. El almacenamiento de energía es necesario para garantizar que la energía solar esté disponible cuando sea necesario.
  • Costes de la energía solar: Los costes de la energía solar siguen siendo algo superiores a los de las fuentes de energía fósil. Sin embargo, los costes están cayendo rápidamente, lo que hace que la energía solar sea cada vez más competitiva.
  • Aceptación social: La energía solar requiere grandes extensiones de terreno para la instalación de paneles solares. Esto puede causar problemas de aceptación social en algunas zonas. También puede producir rechazo el paro que cause en áreas de la población que actualmente trabajen en empresas de combustibles fósiles

La energía solar es una tecnología con un gran potencial para transformar el sector energético mundial. El mundo puede haber cruzado el punto de inflexión de la energía solar, lo que podría conducir a un rápido crecimiento de esta tecnología en los próximos años. Sin embargo, existen una serie de retos que deben abordarse para que la energía solar alcance su pleno potencial

Pero el futuro está por hacerse, y las necesidades energéticas no paran de aumentar en todo el mundo, por lo que necesitamos disponer de todas las alternativas capaces de generar energía eléctrica que no contaminen nuestro entorno.

Por Amador Palacios

Reflexiones de Amador Palacios sobre temas de Actualidad Social y Tecnológica; otras opiniones diferentes a la mía son bienvenidas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

es_ESES_ES