La tecnología hidrofoil para los barcos tiene decenas de años de antigüedad, pero por diversas razones no se ha desarrollado hasta ahora, y es desde hace poco tiempo cuando se están viendo las enormes posibilidades que ofrece para diferentes tipos de barcos y ayudarles a disminuir su consumo y por lo tanto su contaminación.

Muchos nos sorprendimos cuando en la Copa América del año 2013 vimos un barco de vela “volando” por encima del agua a velocidades de más de 40 millas, usando la tecnología hidrofoil. Eso abrió los ojos a mucha gente.

A partir de entonces el desarrollo de esta tecnología aplicada a todo tipo de barcos no ha hecho más que aumentar. Y lo más importante, es que se está viendo que la tecnología hidrofoil se puede aplicar a barcos relativamente “grandes” que pueden ser usados no solo para deportes náuticos, sino también para el transporte de personas y de mercancías.

Y esto puede suponer una revolución en una parte del transporte marítimo.

Con los materiales actuales más ligeros y flexibles ( nuevas fibras de vidrio, nuevas aleaciones de materiales, etc …. ) se pueden conseguir hidrofoils que soporten muchas toneladas de peso, y por lo tanto usarlos en barcos de mediano tamaño dedicados al transporte de mercancías.

Con esta tecnología se reduce la resistencia del barco con el agua en niveles cercanos al 80%, y por lo tanto también se reduce el consumo del barco en esa proporción; y en consecuencia se reduce también la contaminación que generan este tipo de nuevos barcos, algo que resulta muy apreciado en estos momentos de lucha contra la contaminación ambiental.

He visto que en la Universidad sueca de Chalmers han realizado trabajos y programas informáticos para aplicar la tecnología hidrofoil a barcos “grandes”, con resultados más que prometedores.

Según los estudios y las pruebas a escala realizadas, esta tecnología se podría llegar a aplicar a barcos que tengan desplazamientos por debajo de las 3.000 toneladas. Y hay muchísimos barcos que entran dentro de esas características.

Se podrían considerar la mayoría de los “ferries” de viajeros para viajes cortos y medianos, y muchos de transporte de mercancías a distancias pequeñas y medianas. Y esos son muchos miles de barcos.

Para quien esté interesado en conocer un poco la tecnología del hidrofoil, le adjunto un enlace explicativo: https://www.youtube.com/watch?v=fX-r0COL-xA

Y a continuación un video promocional de un barco moderno: https://www.youtube.com/watch?v=w-KcIiEEMyQ

Estoy convencido de que cada día veremos como se aplica la tecnología hidrofoil a barcos más grandes que los puramente deportivos y de placer. Pues promete importantes ahorros de coste sin apenas incremento de precio, ya que el costo del hidrofoil se compensa en gran parte con la menor motorización necesaria.

Y cuando los números del “negocio” cambian, los empresarios empiezan a mirar a la tecnología con otros ojos mucho más interesados.

Por Amador Palacios

Reflexiones de Amador Palacios sobre temas de Actualidad Social y Tecnológica; otras opiniones diferentes a la mía son bienvenidas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

es_ESES