El año 2021 se puede decir que ha sido el año de las criptomonedas, con muchas de ellas apareciendo nuevas en el mercado y dos de ellas ( Bitcoin y Ethereum ) creciendo su valor y su nivel de utilización por parte de los usuarios en todo el mundo.

Desconozco el futuro que les espera a las criptomonedas, pero lo que si está claro es que la tecnología blockchain ha venido para quedarse y muchos estados se están planteando ofrecer la digitalización de sus monedas. Entre ellos Europa, USA, China, etc …    y algunos estados más pequeños ya las han puesto en circulación.

Por lo que dicen los expertos el euro digital tendría diversas ventajas para los usuarios, y la más importante es que su valor estaría controlado por el BCE, con lo que se elimina el riesgo de especulación. Tendría el mismo valor un euro normal que un euro digital.

Y los euros digitales son más fáciles de manipular que los euros en moneda. La tecnología blockchain que va con ellos garantiza que se pueda controlar todas las transacciones que se hagan, y que esas transacciones se realicen de manera inmediata entre las personas y/o instituciones.

Imagen de Gerd Altmann en Pixabay 

Hoy podemos realizar transferencias de dinero entre particulares y/o instituciones, pero esas transacciones se realizan entre el dinero que está depositado en las cuentas de unos bancos. En el caso de euro digital ese dinero ya no estaría en los bancos sino en las cuentas de los particulares.

Y esa es la gran diferencia, pues las personas podrían tener su dinero repartido a su gusto, parte en una cuenta bancaria y parte en un “depósito digital” particular que no estaría en ningún banco, pero seguiría monitorizado y soportado por el Banco Central para evitar cualquier actividad ilícita.

Las transacciones entre los particulares de esos euros digitales serían de efecto instantáneo, y estarían controladas por el Banco Central correspondiente a través de la tecnología blockchain. Y este sería un gran paso en la integración económica entre todos los europeos.

Pero no todo son ventajas. Un inconveniente evidente es que los euros que salgan de las cuentas de los bancos para ir a los billeteros digitales de los usuarios, no podrían ser usados por los bancos para sus operaciones de préstamos, y habrá que regularizar como las personas, empresas e instituciones pueden conseguir financiación.

Otro tema importante es nuestra privacidad. Hoy podemos usar nuestro dinero físico sin que nadie ( hasta cierto punto ) sepa lo que hacemos. Con el euro digital eso se acaba, pues TODO pasa a estar controlado. Y queremos esto ?

Y otro tema es la ciberseguridad. No soy experto en blockchain, pero todo lo que se mueve en la “red” podría llegar a ser “hackeado” de alguna manera. Es cuestión de tiempo y de capacidad tecnológica, y sabemos que los “malos” cada día tienen mayores capacidades.

Se anuncia que el euro digital podría estar operativo en el año 2025, y eso es dentro de muy poco. Lo que sea, al final será algo paulatino, pero tengo claro que para los que no tenemos mucho dinero lo del euro digital no va a ser un problema relevante.

Se puede ver un vídeo en: https://www.youtube.com/watch?v=nQhl5LrLwyk

Por Amador Palacios

Reflexiones de Amador Palacios sobre temas de Actualidad Social y Tecnológica; otras opiniones diferentes a la mía son bienvenidas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

es_ESES