El primero de todos fue Amazon con sus tiendas Go, pero esa idea ha tenido distintos seguidores y ya se está probando aplicaciones reales en distintas ciudades del mundo.

Una empresa que promueve este tipo de tiendas es la israelita Trigo, que colabora con grandes grupos de internacionales de cadenas de supermercados y ya hay tiendas reales operativas en Tel Aviv, Munich, Londres, Berlín, Nueva Jersey ( USA ), etc …  Después de las pruebas y en base a los resultados obtenidos, las empresas decidirán la ampliación a otras tiendas.

El objetivo es que los compradores entren en la tienda, cojan los productos que desean, si tienen que pesarlos los pesan, los colocan en su carro, y salen por la puerta sin necesidad de ser atendidos por nadie en la caja ( pues no hay cajas ). Y la compra realizada se les carga en su tarjeta de crédito. Un proceso rápido, sencillo y sin intervención humana

El sistema de Trigo se basa en cámaras montadas en el techo, sensores en las básculas y en algunas estanterías de ciertos productos, carritos inteligentes, etc …  Es un sistema sofisticado que considera todo el proceso de compra, dependiendo del supermercado de que se trate.

Las cámaras monitorizan lo que hacen los clientes en todo momento, y los algoritmos de Trigo deducen lo que están haciendo, para poder aplicar el cargo correspondiente.

Las inversiones a realizar para este tipo de tiendas no son baratas, pero si consideramos el ahorro que suponen en costos de personal, es natural que se vayan extendiendo por el mundo adelante, empezando por los países con salarios más altos.

Recordemos que Amazon Go inició su experiencia de venta sin cajeros en Seattle en el año 2018, ya tiene 25 tiendas en USA, y las está expandiendo por Europa. Este tipo de tiendas tienen un mayor coste de inversión por la tecnología que incluyen, pero tienen unos importantes ahorros de coste en personal, y si Amazon sigue poniendo más tiendas será porque le compensa.

Y como las otras cadenas de supermercados ( grandes y pequeñas ) no son tontas, buscan a los suministradores tecnológicos ( como Trigo u otros ) que les aporten esa tecnología y esas economías en sus operaciones.

Tengo muy claro que esta tendencia irá creciendo con el tiempo. Empezarán los más grandes ( que ya han empezado ) y seguirán el resto. Es cuestión de tiempo que llegue a ser algo normal en nuestro día a día.

Por Amador Palacios

Reflexiones de Amador Palacios sobre temas de Actualidad Social y Tecnológica; otras opiniones diferentes a la mía son bienvenidas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

es_ESES_ES