Una turbina eólica de 16 MW ya está en funcionamiento en China, y es la más grande del mundo. La turbina, que se llama Mingyang 16 MW, fue instalada en el parque eólico marino de Mingyang Qingzhou 4, en el Mar de China Meridional. Tiene una altura de 152 metros, y cada una de las 3 palas mide 123 metros y pesa 53 toneladas. La turbina puede generar hasta 16 MW de electricidad, que es suficiente para alimentar a unos 36.000 hogares.

La puesta en marcha de la turbina Mingyang 16 MW es un hito importante para la industria eólica marina. La turbina es la primera de su tipo en el mundo, y demuestra que las turbinas eólicas marinas pueden ser cada vez más grandes y eficientes. La puesta en marcha de la turbina también es un paso importante para China, que se ha comprometido a aumentar su capacidad eólica marina a 100 GW para 2030.

La energía eólica marina es una fuente de energía renovable y sostenible que tiene el potencial de desempeñar un papel importante en la transición energética. La energía eólica marina no emite emisiones de gases de efecto invernadero, y puede ayudar a reducir la dependencia de los combustibles fósiles. La energía eólica marina también es una fuente de energía fiable, ya que puede generar electricidad independientemente del clima, y a que en el mar el viento es más fuerte y mucho más constante que en tierra firme.

Como digo antes, en el mar el viento es más constante que en la tierra, y donde ha sido colocada esta turbina los vientos medios durante todo el año superan los 32 Km/h., y durante 300 días al año los vientos son de Nivel 6 y superan los 40 Km./h.

Por estas razones en todo el mundo se instalan cada día nuevos parques eólicos marinos. Resultan más costosos, pero son más eficientes y a la larga resultan más rentables. Y algo importante a considerar es que con 100 turbinas como ésta casi se genera tanta energía como con una central nuclear.

La puesta en marcha de la turbina Mingyang 16 MW es una señal del creciente potencial de la energía eólica marina. Las turbinas eólicas marinas se están volviendo cada vez más grandes y eficientes, y tienen el potencial de proporcionar una fuente importante de electricidad limpia y fiable. La energía eólica marina es una parte importante de la transición energética, y puede ayudar a reducir la dependencia de los combustibles fósiles.

Por otra parte, sin hacer apenas ruido China se ha puesto a la cabeza de esta tecnología, y ya están trabajando en una turbina eólica de 18 Mw. Y aunque algunos no se han enterado, el año pasado en China se registraron más patentes que en EEUU. Algo a tener en cuenta.

No es de extrañar que ambos países “se peleen” por estar a la cabeza del desarrollo tecnológico, pues eso también es PODER.

Por Amador Palacios

Reflexiones de Amador Palacios sobre temas de Actualidad Social y Tecnológica; otras opiniones diferentes a la mía son bienvenidas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

es_ESES