Visitas: 10

Cada día usamos más sistemas de control para acceder a todo tipo de aplicaciones, instalaciones, etc … y lo que en un principio se anunciaba como un método muy seguro, después de un cierto tiempo se le descubren diferentes vulnerabilidades y deja de ser tan seguro como parecía.

Si además el sistema de control es del tipo “sin contacto”, resulta mejor pues se puede usar sin tener riesgo de ningún tipo de contagio por contacto. Después del Covid-19 esta particularidad es muy apreciada.

Recientemente he visto la información sobre un contacto biométrico que usa toda la palma de la mano, y que no necesita el contacto físico. Acercamos nuestra mano al dispositivo y éste escanea nuestra palma y detecta quienes somos para permitirnos acceder a la aplicación.

El dispositivo “ve” un mapa de nuestra mano incluyendo sus venas interiores para asegurar que cada mano es diferente de otra en todo el mundo, y así poder seleccionar con precisión a la persona de que se trate. Se puede ver una foto más abajo.

Es un sistema fácil de usar, no invasivo, higiénico, y según sus creadores mucho más seguro que la huella digital y otros.

Todas las empresas y gobiernos están interesados en este tipo de soluciones de seguridad de uso, y el análisis biométrico parece uno de los más interesantes. El mercado que se presenta para las empresas es muy grande, y por eso hay tanta gente trabajando en el tema.

No soy un experto en la materia, pero aparte de la seguridad es importante que estos sistemas sean fáciles de implementar. Había oído decir que el análisis del iris era de los más seguros, pero desconozco como se compara con este de la mano completa.

Con la lucha que se produce hoy en día entre las medidas de seguridad y los intentos de hackeo de esa información, es difícil saber con qué medios, donde y como estamos seguros de verdad.

Cada vez que alguien dice que dispone de un sistema “seguro” de verdad, al poco tiempo aparece alguien que la logrado la manera de internarse en el sistema supuestamente seguro y aprovecharse de los datos allí almacenados.

Supongo que en este caso sucederá algo parecido. La seguridad absoluta es muy difícil de conseguir, suponiendo que exista.

Lo más importante y a veces muy difícil, es encontrar un equilibrio entre seguridad, privacidad y facilidad de implementación y uso.

Por Amador Palacios

Reflexiones de Amador Palacios sobre temas de Actualidad Social y Tecnológica; otras opiniones diferentes a la mía son bienvenidas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

es_ESES