Visitas: 6

La energía eólica marina es una fuente de energía renovable con un gran potencial para generar electricidad limpia y sin emisiones. Sin embargo, la construcción de parques eólicos marinos también puede tener un impacto negativo en la fauna marina.

Cuando se instalan en el mar, las torres eólicas pueden causar colisiones con grandes peces y mamíferos marinos. Para mitigar estos impactos, los desarrolladores de parques eólicos marinos están investigando nuevas tecnologías que puedan reducir el impacto de sus proyectos en la fauna marina.

Una de estas tecnologías son las torres de burbujas. Las torres de burbujas son dispositivos que se colocan alrededor de las torres eólicas para generar una columna de burbujas que asciende desde el fondo del mar. Estas burbujas crean un ruido y una turbulencia que pueden disuadir a los peces y mamíferos marinos a acercarse a las torres en construcción

Las torres de burbujas ofrecen una serie de beneficios para la protección de la fauna marina:

  • Disuaden a los animales de acercarse. El ruido y la turbulencia creados por las burbujas pueden disuadir a los animales de acercarse a las torres.
  • No son dañinas para los animales. Las burbujas no son dañinas para los animales, por lo que no representan un riesgo para su salud o bienestar.

La investigación sobre torres de burbujas está en curso, pero los estudios realizados hasta la fecha han demostrado que son una tecnología eficaz para reducir el impacto de los parques eólicos marinos en la fauna marina y que no tienen ningún efecto negativo sobre el comportamiento de los mamíferos marinos.

Las torres de burbujas se pueden utilizar en cualquier tipo de parque eólico marino, independientemente de la profundidad del agua. Sin embargo, son más eficaces en aguas profundas, donde los animales marinos son más abundantes.

Las torres de burbujas son una tecnología prometedora para reducir el impacto de los parques eólicos marinos en la fauna marina. La investigación en curso está demostrando que son una tecnología eficaz y segura que puede contribuir a la construcción de parques eólicos marinos más sostenibles.

La idea me parece buena. Es sencilla y poco costosa, en especial si se compara con el enorme costo de la instalación de las torres eólicas en el mar.

Por Amador Palacios

Reflexiones de Amador Palacios sobre temas de Actualidad Social y Tecnológica; otras opiniones diferentes a la mía son bienvenidas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

es_ESES