Este asunto de como usamos la Tecnología en nuestra vida es un tema que surgió hablando con unos amigos, y que estuvimos discutiendo durante bastante tiempo sin llegar a conclusiones concretas, pues cada cual la usamos de manera diferente

La tecnología es una parte integral de nuestras vidas. La usamos para trabajar, comunicarnos, entretenernos y aprender. Pero, ¿la tecnología nos da más tiempo o nos lo roba?

La respuesta a esta pregunta no es sencilla. Por un lado, la tecnología puede automatizar tareas que antes requerían tiempo y esfuerzo humano. Por ejemplo, los electrodomésticos nos permiten ahorrar tiempo en las tareas domésticas, los asistentes virtuales nos ayudan a organizar nuestra agenda y las aplicaciones de aprendizaje en línea nos permiten acceder a cursos y tutoriales de forma rápida y sencilla.

Por otro lado, la tecnología también puede ser una fuente de distracción. Las redes sociales, los videojuegos y el streaming pueden absorber nuestro tiempo y atención, haciéndonos perder de vista nuestras prioridades. Además, la tecnología puede ser adictiva, lo que puede conducir a problemas de salud mental y física.

En última instancia, la cuestión de si la tecnología nos da más tiempo o nos lo roba depende de cómo la usemos. Si la usamos de forma productiva, la tecnología puede ser una herramienta muy valiosa que nos ayude a ahorrar tiempo y mejorar nuestra vida. Sin embargo, si la usamos de forma improductiva, la tecnología puede convertirse en una fuente de estrés y ansiedad.

Cuando me muevo por la ciudad y veo a la gente en el metro y autobús que están concentradas manipulando sus móviles, no deja de sorprenderme que dediquen tanto tiempo a realizar acciones banales ( en mi opinión claro ). Porque no “ganan” tiempo, sino que simplemente “ocupan” su tiempo.

El tiempo que ganamos realizando una acción on-line, como puede ser realizando una actividad con nuestro banco, en general no la convertimos en un tiempo ganado para nosotros. Y seguimos haciendo “cosas” con un cierto frenesí.

Y ese frenesí es una “presión” que nos hemos dado a nosotros mismos, y que ha cambiado nuestra manera de vivir. Casi cualquier cosa que hacemos, esperamos que la respuesta a nuestra solicitud sea casi inmediata. Y si lo pensamos con frialdad, eso es un sinsentido porque no es en absoluto necesario.

Supuestamente, con las tecnologías que tenemos deberíamos ser más productivos ( y eso si somos ), y deberíamos de tener más tiempo libre ( que en realidad no tenemos ).

Y eso queridos amigos depende de nosotros, de nuestra actitud personal. De que valoremos en su justa medida tener un tiempo libre ( sin apenas usar el móvil ) para nosotros, y para estar con la gente que nos agrada y que nos hace sentirnos bien.

La Tecnología “per se” es positiva, y lo importante es que nosotros la sepamos gestionar. De nosotros depende tener un poco más de tiempo para nosotros, y disfrutar de él.

Pero para eso tenemos que pensar un poco de vez en cuando. Y espero sinceramente que lo hagáis.

Por Amador Palacios

Reflexiones de Amador Palacios sobre temas de Actualidad Social y Tecnológica; otras opiniones diferentes a la mía son bienvenidas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

es_ESES_ES