El 12 de octubre de 2023, la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC) de los Estados Unidos multó a Dish Network con 150.000 dólares por “no desorbitar adecuadamente” un satélite llamado EchoStar-7. Esta fue la primera multa de este tipo en la historia, y ha marcado un paso importante en la lucha contra la contaminación espacial.

El EchoStar-7 fue lanzado en 2002 y estuvo en funcionamiento durante 11 años. En 2013, Dish Network lo retiró de servicio y lo trasladó a una órbita cementerio, donde los satélites se dejan caer para que se desintegren en la atmósfera. Sin embargo, el EchoStar-7 se quedó en una órbita más baja de lo previsto, lo que lo convirtió en una amenaza potencial para otros satélites.

La FCC determinó que Dish Network era responsable de la órbita del EchoStar-7 y que la empresa había violado las normas de la FCC sobre la eliminación de basura espacial. La multa de 150.000 dólares fue un mensaje claro de que la FCC se toma en serio la contaminación espacial.

Debemos de ser conscientes que nuestro planeta está rodeado de basura espacial, que proviene de todos los satélites que se han lanzado al espacio durante decenas de años, y que cada día se lanzan más.

La contaminación espacial es un problema creciente que amenaza la seguridad de las operaciones espaciales. Los objetos espaciales en órbita, como satélites, cohetes y escombros, pueden colisionar entre sí, creando más basura. Esta basura puede dañar o destruir satélites, lo que podría interrumpir los servicios de comunicación, navegación y observación de la Tierra.

En la actualidad, hay más de 30.000 objetos espaciales rastreados en órbita, y se estima que hay millones de objetos más pequeños que son demasiado pequeños para ser rastreados. Estos objetos representan una amenaza significativa para las operaciones espaciales.

La multa ( aunque pequeña ) a Dish Network es un paso importante en la lucha contra la contaminación espacial. Es la primera vez que una empresa es sancionada por no retirar basura espacial de manera adecuada. Esta multa envía un mensaje claro a las empresas espaciales de que deben tomar medidas para reducir su impacto en el espacio.

La multa a Dish Network también es un reconocimiento de la creciente importancia de la contaminación espacial. A medida que más empresas y gobiernos se involucren en las actividades espaciales, la contaminación espacial será un problema aún mayor.

A nivel internacional se deberían de crear normas y regulaciones para la eliminación de la basura espacial, garantizando que las empresas y los gobiernos tomen medidas para reducir su impacto en el espacio, y sancionando duramente al que no lo haga.

Con la adopción de medidas para reducir la contaminación espacial, estamos protegiendo el espacio para las generaciones futuras.

Por Amador Palacios

Reflexiones de Amador Palacios sobre temas de Actualidad Social y Tecnológica; otras opiniones diferentes a la mía son bienvenidas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

es_ESES