De manera periódica aparece en los medios de comunicación la gran mancha de basura de plásticos que flotan por el Océano Pacifico y que las corrientes marinas desplazan de un sitio a otro. Se trata de una de las mayores acumulaciones de residuos del mundo, y está compuesta principalmente por plástico.

La mancha se formó a partir de una combinación de factores, que incluyen:

  • Los vertidos de los ríos, que transporta desechos a los océanos.
  • El vertido de residuos de barcos y plataformas petrolíferas.
  • La basura que se tira desde las playas y los muelles.

La mancha de basura es un problema grave para el medio ambiente. Los residuos plásticos pueden tardar cientos de años en degradarse, y durante ese tiempo pueden causar una serie de problemas, como:

  • Impacto en la vida marina: Los animales marinos pueden enredarse en los residuos plásticos o ingerirlos, lo que puede provocarles lesiones o la muerte.
  • Erosión de las playas: Los residuos plásticos pueden dañar las playas y los ecosistemas costeros.
  • Contaminación del agua: Los residuos plásticos pueden contaminar el agua, lo que puede tener un impacto negativo en la salud humana y animal.

El principal problema es que esto no lo vemos, y la ignorancia nos hace insensibles al problema. Y solo nos acordamos cuando aparece alguna noticia en algunos medios, pues otros medios, de manera interesada, intentan enseguida echar tierra encima para ocultar el problema.

¿Qué podemos hacer para abordar el problema de la gran mancha de basura del Pacífico?   Como usuarios creo que bastante poco, aparte de usar el mínimo de bolsas de plástico y de reciclar las pocas que usemos.

Una de las formas más efectivas de abordar el problema de la gran mancha de basura del Pacífico es reducir la producción de residuos plásticos. Pero esto lamentablemente no sucede, pues cada año se produce más plástico en el mundo.

Algunas organizaciones han desarrollado programas para eliminar parte de esta basura por diferentes medios mecánicos, y es de agradecer su sensibilización al problema, pues lo que hagan redundará en beneficio de todos.

Es a nivel de los países donde más se deberían de esforzar, pues disponen de mayores medios económicos y humanos para hacerlo, aunque lo más importante sería reducir la producción de plásticos, por otras alternativas sostenibles, que las hay.

Es un problema de “voluntad” de los Gobiernos del mundo. Y lamentablemente, por el momento de eso hay muy poco.

Por Amador Palacios

Reflexiones de Amador Palacios sobre temas de Actualidad Social y Tecnológica; otras opiniones diferentes a la mía son bienvenidas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

es_ESES