El movimiento de “dispositivos” de manera autónoma no hace más que aumentar, y ahora también Airbus ( uno de los dos fabricantes de grandes aviones ) ha lanzado un Proyecto llamado  DragonFly  para realizar pruebas de algunos momentos de vuelo autónomo, según sean las condiciones de contorno del aparato.

Las pruebas se van a realizar en las instalaciones de la empresa en Toulouse, y para realizarlas van a utilizar un avión moderno A350-1000, que de momento es la versión más grande del modelo A350, capaz de conectar las rutas más largas como puede ser Londres con Australia. Es decir, van a hacer las pruebas con un avión muy grande, y eso es un dato importante de la seriedad de Airbus con este Proyecto.

Durante las pruebas van a experimentar la manera en que el avión responde a las condicio0nes de contorno, como pueden ser las condiciones climáticas, el terreno, etc ….   para que sea capaz de hacer maniobras y llegar a aterrizar de modo autónomo.

El objetivo último es que el avión llegue a ser capaz de despegar, maniobrar en el aire y aterrizar de modo autónomo. Lo cual para un avión de ese tamaño es un reto muy grande.

Ya existen en el mercado algunos aviones de pequeño tamaño que son capaces de aterrizar de manera autónoma en caso de necesidad, y lo mismo sucede con otros pequeños aparatos de vuelo eléctricos. Pero llegar a conseguir esto con un avión de varios cientos de pasajeros es otra historia, pues la seguridad es máxim, y se debe de mantener por encima de todo.

En el siguiente vídeo se puede ver una prueba del despegue autónomo del avión en pruebas    https://youtu.be/9TIBeso4abU

Con este proyecto Airbus dice que se está preparando para la nueva generación de sistemas de aviación con capacidades de visión añadidas. Al avión le añaden potentes ordenadores capaces de manipular enormes cantidades de información y todo tipo de sensores ( cámaras, GPS, radares, lidars, etc.. ) para determinar de manera autónoma el rumbo a seguir por el aparato, y operar con total independencia.

Estos grandes aviones que transportan a cientos de pasajeros no creo que lleguen a volar solos, pero sí que tendrán unas fuertes ayudas para los pilotos, de manera que los vuelos sean mucho más seguros y cómodos.

Y en el caso de aviones más pequeños, estas ayudas a la navegación son más importantes si cabe por la seguridad adicional que aportan.

Vemos que los avances tecnológicos que se consiguen cada día acaban llegando a todos los sectores más pronto que tarde.

Por Amador Palacios

Reflexiones de Amador Palacios sobre temas de Actualidad Social y Tecnológica; otras opiniones diferentes a la mía son bienvenidas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

es_ESES