Visitas: 2

De manera sorprendente, una nueva empresa vietnamita dedicada a la fabricación de coches eléctricos y que apenas ha vendido 11.000 coches en su país en la primera parte de este año, aparece en la Bolsa de Nueva York y en el primer día de su cotización bursátil supera ampliamente a la de General Motors y Ford.

Su valor de mercado alcanzó los 85 billones de $, cuando GM y Ford tienen un valor del orden de 48 billones de $. Algo que es muy sorprendente y que indica bien a las claras que el mercado del coche eléctrico apuesta por nuevas marcas, y en especial por marcas asiáticas que hagan bajar los precios de los coches eléctricos.

VinFast es una empresa relativamente joven, fundada en el año 2017 y centrada desde su inicio en la fabricación de coches eléctricos. En el año 2022 lanzó sus primeros modelos en Vietnam, y en el año 2023 se expandió a Estados Unidos, donde comenzó a vender sus coches a través de Internet.

El éxito de VinFast se debe a que la empresa ofrece coches eléctricos a precios competitivos ( con precio de salida entre 40.000 y 55.000 $ ) que los sitúa en la gama media de los coches eléctricos, y que además ofrece una garantía de la batería de 8 años.

Este éxito momentáneo de VinFast también ha sido impulsado por la creciente demanda de coches eléctricos en Estados Unidos. El mercado de coches eléctricos estadounidense está creciendo rápidamente, y se espera que alcance los 22 millones de vehículos para 2030. VinFast está bien posicionada para aprovechar esta tendencia, ya que es uno de los pocos fabricantes de coches eléctricos que ofrecen una amplia gama de modelos a precios competitivos.

El éxito de VinFast es una señal de que la industria de los coches eléctricos está cambiando. Los fabricantes tradicionales de coches están siendo desafiados por nuevos competidores, como Tesla, VinFast y otros. Estos nuevos competidores están ofreciendo coches eléctricos más innovadores y asequibles, lo que está impulsando el crecimiento del mercado de los coches eléctricos.

Y hay otro tema importante, y es que los usuarios esperan que las empresas asiáticas “ayuden” a bajar los altos precios actuales de los coches eléctricos, y teniendo en cuenta la enorme competencia tecnológica entre USA y China, es un buen momento para que se posicionen en el mercado norteamericano algunas  empresas asiáticas de otros países que no sea China.

El tiempo pondrá a cada cual en su sitio, pero lo que hoy no tiene sentido es que una empresa de reciente creación y que apenas ha empezado a vender sus productos la valoren a precios desorbitados.

Esto me recuerda a lo que sucedió con la empresa WeWork que la llegaron a  valorar en más de 20 billones de $, y que hoy está en quiebra.

En esto de las valoraciones bursátiles hay muchos “expertos” que obtienen enormes beneficios haciendo subir y bajar esas valoraciones.

Dentro de unos años veremos lo que de verdad vale cada uno.

Por Amador Palacios

Reflexiones de Amador Palacios sobre temas de Actualidad Social y Tecnológica; otras opiniones diferentes a la mía son bienvenidas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

es_ESES