Visitas: 23

Los barcos, y en especial los más grandes, son muy contaminantes por el tipo de combustible que utilizan, y se está trabajando seriamente en encontrar alternativas de propulsión no contaminantes. Pero no es fácil.

En Europa se lleva a cabo un proyecto llamado  HyMethShip  que ha presentado una alternativa que parece viable, y elimina uno de los mayores riesgos del uso del hidrógeno como combustible. Pues llevar mucho hidrógeno presurizado como combustible supone un cierto riesgo.

En este proyecto ha participado entre otros el Instituto Fraunhofer, y usan como combustible el metanol. Dentro del barco, el metanol se mezcla con agua, se calienta y se consigue una reacción que genera hidrógeno y CO2.

Con el hidrógeno se mueve el barco sin generar residuos contaminantes, y el CO2 se almacena en un depósito para su uso posterior. De esa manera el barco se mueve sin polucionar el medio ambiente.

Una vez que el barco llega a puerto se le descarga el CO2 generado, y al barco se le carga con metanol para el próximo viaje. Se puede ver un diagrama en la foto inferior.

 

En las instalaciones de tierra se genera metanol mezclando hidrógeno y CO2, y ese metanol se usa como combustible para mover los barcos.

Para que se produzcan las reacciones que generen hidrógeno, CO2 y metanol  los investigadores han creado “reactores” donde se producen esas reacciones químicas, y los materiales catalizadores que ayudan a que se produzcan.

Por lo que indican los técnicos, el metanol puede ser un buen combustible, pues su densidad energética es el doble que la del hidrógenos líquido, y ( algo importante ) se transporta con mucha mayor seguridad.

En el prototipo con el que han trabajado han conseguido una energía de 1 Mw., y el siguiente paso es intentar conseguir uno mayor que produzca 20 Mw. o incluso más.

Si tienen éxito con sistemas de alta potencia usando metanol como combustible, la utilización podría ser para otros usos adicionales además de los barcos de transporte.

Hay muchas actividades industriales que requieren grandes aportes de energía que se podrían aprovechar de este desarrollo. El tiempo lo dirá.

Resulta agradable ver resultados concretos para intentar resolver el enorme reto de la Emergencia Climática que tenemos encima. El “problema” es el tiempo, pues ese es un factor que ya no tenemos.

Hemos perdido muchos años y ahora vamos por detrás del problema, aunque mucha gente todavía no se ha enterado y siguen viviendo como si tal cosa. Cosas de la vida.

Por Amador Palacios

Reflexiones de Amador Palacios sobre temas de Actualidad Social y Tecnológica; otras opiniones diferentes a la mía son bienvenidas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

es_ESES