Visitas: 14

He leído con cierta sorpresa que la US Navy tiene el objetivo de que el 60% de los aparatos de sus portaviones futuros sean drones. Es cierto que el periodista que lo escribía ( bastante reputado por cierto ) no adelantaba una fecha para este hecho, pero nos da una idea sobre lo que están pensando los estrategas militares para un futuro próximo: en el uso masivo de drones y de IA.

Los USA tienen la mayor experiencia en el uso de drones militares, y poseen los drones más avanzados, por lo que disponen de la experiencia real de lo que supone un dron militar aéreo respecto de un avión militar pilotado. Son aparatos que cuestan mucho menos y no ponen en riesgo la vida de sus pilotos, los cuales requieren de muchos años de aprendizaje.

Al parecer, los estrategas predicen tener en un portaaviones un 60% de drones con sistemas autónomos, y un 40% de aviones tripulados.  Y eso podría llegar a suceder a partir de los próximos 20 ó 30 años.

Ya existen diversos drones militares como el  Walkyrie  con ciertas capacidades autónomas y que puede actuar junto a otros aviones tripulados como el F-35C. Si pensamos que un F-35C cuesta unos 100 millones de $, y el Walkyrie menos de 10, vemos que la combinación de ambos ( u otros similares ) es más que interesante en cuanto a costes.

 Pero en temas de Defensa los costes son muy importantes, pero no son lo más importante. Lo más importante es la efectividad, y hoy los drones necesitan ser controlados por personas. Es pues fundamental que esos drones adquieran capacidades de operar de manera autónoma, y eso lo harán incorporando la IA a sus sistemas de control, y haciendo que esos sistemas sean a prueba de fallos.

Los drones provistos de IA para actuar de manera autónoma y coordinados con otros aviones introducen una cierta “incertidumbre”, que debe de ser resuelta en los próximos años a base de realizar pruebas reales en diferentes circunstancias operativas.

Hoy, las operaciones con pilotos tienen un alto grado de eficacia, y ese es el nivel que deben de conseguir los drones con IA. Al menos el objetivo está claro y tienen la manera de medirlo, lo que supone una ayuda importante a la hora de tomar decisiones por parte de los responsables.

La US Navy ya ha probado algún dron volando desde un portaaviones antes del año 2015, y en la actualidad siguen probando nuevos modelos, supongo que para adquirir nuevas experiencias.

Añadir la IA a un dron militar operando autónomamente desde un portaaviones es algo muy muy complejo. Empezando por la capacidad para abatir enemigos ( es una máquina que toma la decisión de matar a una persona ), pasando por la cooperación de acciones con otros aviones, el ser capaz de despegar y aterrizar en un portaaviones es muy complejo, etc ….   y todo eso sin que se produzcan fallos informáticos ni de otro tipo.

Aún estamos un poco lejos de esa situación, pero no demasiado lejos; y por eso los estrategas militares están pensando en ello. Es cuestión de tiempo.

Por Amador Palacios

Reflexiones de Amador Palacios sobre temas de Actualidad Social y Tecnológica; otras opiniones diferentes a la mía son bienvenidas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

es_ESES