Visitas: 2

Cuando veo que una empresa apuesta por los vuelos no contaminantes y trabaja con rigor para encontrar soluciones reales a un gran problema como es el de la contaminación de los aviones actuales, primero me alegro, y después intento seguir sus trabajos deseando que tengan el mayor de los éxitos.

ZeroAvia es una empresa británica que está desarrollando aviones propulsados por hidrógeno. El objetivo de la compañía es crear una flota de aviones de cero emisiones que puedan utilizarse para vuelos de corta distancia.

La tecnología de ZeroAvia utiliza una combinación de celdas de combustible de hidrógeno y motores eléctricos. Las celdas de combustible convierten el hidrógeno en electricidad, que luego se utiliza para alimentar los motores. La compañía dice que su avión producirá cero emisiones, incluido el dióxido de carbono, los óxidos de nitrógeno o las partículas.

Si tiene éxito, la tecnología de ZeroAvia podría tener un gran impacto en la industria de la aviación. Estos aviones podrían ayudar a reducir la contaminación del aire y las emisiones de gases de efecto invernadero de los vuelos de corta distancia. Este sería un paso significativo hacia un futuro más sostenible para la aviación.

Los beneficios de las aeronaves propulsadas por hidrógeno

Hay una serie de beneficios en el uso de aviones propulsados por hidrógeno. El hidrógeno es un combustible limpio que produce cero emisiones, incluido el dióxido de carbono, los óxidos de nitrógeno o las partículas. Esto hace que los aviones propulsados por hidrógeno sean una opción mucho más sostenible que los aviones tradicionales, que dependen de combustibles fósiles.

Además de ser limpio, el hidrógeno también es un combustible muy eficiente. Las celdas de combustible de hidrógeno pueden convertir hasta el 60% de la energía del hidrógeno en electricidad, que es mucho más alta que la eficiencia de los motores a reacción tradicionales. Esto significa que los aviones impulsados por hidrógeno pueden volar más lejos con un solo tanque de combustible.

Finalmente, el hidrógeno es un combustible muy abundante. Hay más hidrógeno en el mundo que petróleo, y se puede producir a partir de una variedad de fuentes, incluida el agua. Esto hace que el hidrógeno sea una fuente de combustible muy segura, ya que no está sujeta a la misma volatilidad de precios que el petróleo.

Y estos son los desafíos de los aviones propulsados por hidrógeno

Si bien el uso de aeronaves propulsadas por hidrógeno tiene muchos beneficios, también existen algunos desafíos que deben abordarse. Un desafío es el costo del combustible de hidrógeno. El hidrógeno es actualmente más caro que el combustible para aviones tradicional, pero se espera que el costo del hidrógeno baje a medida que la tecnología madure.

Otro desafío es el almacenamiento de hidrógeno. El hidrógeno es un gas muy ligero y puede ser difícil de almacenar de una manera segura y eficiente. Sin embargo, hay una serie de nuevas tecnologías que se están desarrollando para hacer frente a este desafío.

A pesar de los desafíos, los beneficios potenciales de los aviones propulsados por hidrógeno son significativos. Los aviones propulsados por hidrógeno podrían ayudar a reducir la contaminación del aire y las emisiones de gases de efecto invernadero de los vuelos de corta distancia. Este sería un paso significativo hacia un futuro más sostenible para la aviación.

El futuro de la aviación impulsada por hidrógeno parece bastante prometedor. Varias empresas, incluida ZeroAvia, están desarrollando aviones propulsados por hidrógeno. Estas empresas están trabajando para abordar los desafíos de los aviones propulsados por hidrógeno, como el costo del combustible de hidrógeno y el almacenamiento de hidrógeno.

Si todo sale como esperan estas empresas, los aviones propulsados por hidrógeno tienen el potencial de revolucionar la industria de la aviación y hacer que los viajes aéreos sean más sostenibles y asequibles.

ZeroAvia ha logrado un progreso significativo en el desarrollo de su avión propulsado por hidrógeno. En 2021, la compañía voló por primera vez un avión de seis plazas. El vuelo duró 25 minutos y cubrió una distancia de 15 millas.

Y en la actualidad siguen trabajando en un avión más grande con capacidad para 19 pasajeros. La compañía ya ha hecho pruebas en el mes de Mayo de este año 2023, con un avión Dornier 228 modificado, volando durante 22 minutos y alcanzando una altura de 4000 pies.

ZeroAvia también ha asegurado una serie de asociaciones que lo ayudarán a llevar su avión al mercado. Ha anunciado una asociación con Alaska Airlines ( que se ha unido a British Airways y United ) y mientras tanto continua probando tanto los aviones ( utilizando aviones antiguos de hélices previamente modificados ), como sus motores eléctricos de alto rendimiento.

Su objetivo es tener un avión no contaminante de 9 a 19 plazas y con un rango de 300 millas para el año 2025, para poder llegar a un rango de 700 millas con 40 a 80 pasajeros en el año 2027.

Ojalá lo consigan. Yo desde luego les deseo lo mejor.

Por Amador Palacios

Reflexiones de Amador Palacios sobre temas de Actualidad Social y Tecnológica; otras opiniones diferentes a la mía son bienvenidas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

es_ESES