Visitas: 35

Todos los datos que muestran los científicos nos indican que la situación del cambio climático se sigue degradando y los niveles de CO2 en la atmósfera continúan en máximos históricos y subiendo. Nada nuevo ni sorprendente.

Y como la situación está a punto de salirse de control, se acepta cualquier medio que ayude a disminuir una parte del CO2 que tenemos, como es el caso de la absorción del CO2 existente en el aire.

Es un proceso tecnológico caro, que consume bastante energía, y que está en fase de arranque en diversas ubicaciones por el mundo adelante. Se han realizado pequeñas plantas prototipo para obtener resultados y ver su viabilidad futura.

Pero como la situación medioambiental no para de deteriorarse, ya se está asumiendo que habrá que hacer “lo que sea” para intentar mantener el objetivo de limitar al aumento de la temperatura global en los 1,5ºC del acuerdo de Paris.

Imagen de Pete Linforth en Pixabay 

Tengo que reconocer queridos amigos que me resulta un poco cansado hablar de este tema, pues lo he hecho en varias ocasiones y la situación sigue empeorando por nuestra propia estupidez y egoísmo a corto plazo.

Pero al ser esto así, creo que tenemos la “obligación” de reflexionar de vez en cuando sobre ello, y no resignarnos a dejar un basurero a nuestros herederos. Ellos se merecen algo mejor, tal y como nos pasó a nosotros.

El Secretario de la ONU Antonio Guterres lo dice y lo repite en todos los foros internacionales, pero los políticos solo piensan en el corto plazo y en su reelección, por lo que en público dicen una cosa y hacen otra muy diferente, y en consecuencia nos tienen adormecidos y muy tranquilos.

Algunos datos. El año pasado se emitieron 36.000 millones de toneladas de CO2, que es la mayor de la historia, y seguimos aumentando en lugar de empezar a disminuir.

Por tanto, disminuir las emisiones futuras ya no será suficiente y deberemos de ver el modo de “secuestrar” parte del CO2 emitido. Lo cual es caro y complicado.

Hoy no hay medios para eliminar en un corto periodo de tiempo la mayor parte de la contaminación generado por el transporte, la aviación, la fabricación de acero y cemento, etc …..

Si además no cambiamos nuestros hábitos de consumo y nuestra manera de vivir y alimentarnos, el futuro del aumento de la temperatura global está bastante negro.

En fin, pido disculpas por esta reflexión tan negativa, pero no hay nada más tonto que engañarse uno mismo.

Por Amador Palacios

Reflexiones de Amador Palacios sobre temas de Actualidad Social y Tecnológica; otras opiniones diferentes a la mía son bienvenidas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

es_ESES