En Singapur, el depósito de la Línea Noreste (NEL) en Sengkang es el hogar de un equipo único de trabajadores de mantenimiento. Estos trabajadores no son humanos, sino más bien, son un equipo de perros robóticos. Estos perros robóticos, conocidos como kAI, son responsables de realizar inspecciones visuales de los trenes MRT desde diferentes ángulos, verificar diferentes componentes en busca de fallas y utilizar su algoritmo de IA para analizar los datos registrados antes de brindar soluciones recomendadas a los técnicos.

kAI fue desarrollado por la empresa ST Engineering con sede en Singapur. El perro robot está equipado con una cámara y sensores que le permiten realizar inspecciones detalladas de los trenes MRT. kAI también puede subir escaleras,  lo que le permite acceder a áreas que serían difíciles o peligrosas de alcanzar para los trabajadores humanos.

Desde su introducción en 2019, kAI se ha utilizado para inspeccionar más de 1000 trenes MRT. El perro robot ha ayudado a mejorar la eficiencia y la eficacia del mantenimiento de los trenes MRT y ha ayudado a reducir el riesgo de interrupciones en los trenes.

Además de sus inspecciones visuales, kAI también se puede utilizar para realizar un mantenimiento basado en la condición. Esto significa que kAI se puede utilizar para detectar defectos en los trenes antes de que provoquen un fallo. Esto puede ayudar a prevenir interrupciones en los trenes y garantizar la seguridad de los viajeros.

Este robot es una señal del futuro del mantenimiento de trenes y de otras instalaciones, y está claro que los perros robot desempeñarán un papel cada vez más importante en los próximos años.

kAI es un robot de cuatro patas que está equipado con una cámara, sensores y un algoritmo de IA. La cámara le permite a kAI ver su entorno, mientras que los sensores le permiten detectar objetos y obstáculos. El algoritmo de IA permite a kAI analizar los datos recopilados por la cámara y los sensores e identificar posibles problemas.

Cuando kAI está inspeccionando un tren, primero caminará alrededor del tren y realizará una inspección visual. Después se coloca por, debajo y lo vuelve a inspeccionar por medio de sus sensores para escanear el tren en busca de posibles problemas. Si kAI encuentra un problema, utilizará su algoritmo de IA para analizar los datos y recomendar una solución.

kAI también se puede utilizar para realizar un mantenimiento basado en la condición. Esto significa que kAI se puede utilizar para detectar defectos en los trenes antes de que provoquen un fallo. Para hacer esto, kAI usará sus sensores para escanear el tren en busca de posibles problemas. Si kAI encuentra un problema, utilizará su algoritmo de IA para analizar los datos y recomendar una solución.

El uso de kAI para el mantenimiento de trenes MRT tiene varios beneficios. Primero, kAI puede ayudar a mejorar la eficiencia del mantenimiento. El perro robot puede inspeccionar un tren en una fracción del tiempo que tardaría un trabajador humano. Esto puede ahorrarle al depósito de NEL una cantidad significativa de tiempo y dinero.

En segundo lugar, kAI puede ayudar a mejorar la eficacia del mantenimiento. El perro robot puede acceder a áreas que serían difíciles o peligrosas de alcanzar para los trabajadores humanos. Esto significa que kAI puede inspeccionar todo el tren, incluidas las áreas que los trabajadores humanos suelen pasar por alto.

En tercer lugar, kAI puede ayudar a reducir el riesgo de interrupciones del tren. Al detectar defectos en los trenes antes de que provoquen un fallo, kAI puede ayudar a prevenir interrupciones en los trenes. Esto puede ahorrarle al depósito de NEL una cantidad significativa de dinero y también puede ayudar a garantizar la seguridad de los viajeros.

Se puede ver un vídeo en: https://youtu.be/WdKeGT4pzvg

El futuro de estos robots es muy positivo y se utilizarán en más aplicaciones. Por ejemplo, robots tipo perro podría usarse para inspeccionar otros tipos de vehículos, como autobuses y taxis, así como también podría usarse para inspeccionar infraestructuras, como puentes y edificios.

Este tipo de robots ya se están usando en otras muchas partes para inspeccionar instalaciones, para detectar fugas de gas, inspeccionar o vigilar museos, etc ….

Y a medida que la tecnología continúa desarrollándose, es más que probable que el robot tipo perro desempeñe un papel aún más importante en nuestras vidas.

Por Amador Palacios

Reflexiones de Amador Palacios sobre temas de Actualidad Social y Tecnológica; otras opiniones diferentes a la mía son bienvenidas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

es_ESES